Aleteia

Pedofilia: Cardenal Pell se encuentra con víctimas de abusos en Roma

AFP
Comparte

Portavoz vaticano habla de compromiso valiente de los papas en enfrentar las crisis de abusos

Federico Lombardi, Jefe de la Sala de Prensa del Vaticano, salió al paso a la polvoreda mediática del Oscar ganado por Spotlight y la declaración del cardenal George Pell frente a un tribunal australiano a través de videoconferencia desde Roma confirmando la disposición de la Iglesia y de los papas de afrontar y prevenir los abusos sexuales por parte del clero y proteger a los menores.

“El compromiso valientemente dedicado por los papas en enfrentar las crisis manifestadas sucesivamente en diversos países y situaciones –como EEUU, Irlanda, Alemania, Bélgica y Holanda, Legionarios de Cristo…- no ha sido pequeño, ni indiferente”, aseguró en una nota en la cual confirmó el interés de la Iglesia en ayudar a las víctimas.

“La Iglesia, herida y humillada por las plagas de los abusos, se propone actuar no sólo por su propia regeneración, sino también para poner a disposición su dura experiencia en este ámbito para enriquecer el servicio educativo y pastoral de toda la sociedad”, escribió Lombardi.

En este contexto y ante las últimas noticias, el papa Francisco no recibió ninguna petición para encontrarse con familiares y víctimas de casos de pederastia cometidos por sacerdotes australianos, que estuvieron esta semana en Roma, informó el portavoz del Vaticano.

“La Secretaría de Estado no ha recibido ninguna petición formal, tampoco ha llegado al secretario particular del Papa ninguna solicitud”, declaró Lombardi.

Asimismo, explicó que la Iglesia tiene la máxima disposición con este grupo de 20 personas, y con las víctimas en general, como lo demostró la deposición del cardenal George Pell, que prestó declaración por voluntad propia a través de videoconferencia ante la comisión que investiga los abusos a menores cometidos entre las décadas de los años setenta y noventa en las ciudades australianas de Ballarat y Melbourne, de la que fue arzobispo.

Pell, australiano, prefecto de la Secretaría de la Economía vaticana, tuvo un encuentro con las víctimas y su familias en Roma al final de las tres noches a intervalo de videoconferencia (debido a la diferencia de horario con Australia).

Los portavoces de las víctimas informaron a la prensa que estaban gestionando un encuentro con el pontífice.

También, el cardenal australiano se reunió con algunas de las víctimas del escándalo de la pederastia. El encuentro se realizó al final de su última y cuarta deposición frente a la Royal Commission en el Hotel Quirinale de Roma.

El vocero del grupo, David Ridsdale, sobrino y víctima del sacerdote pederasta serial sobre el que se habló en las deposiciones de estos días, declaró que habían obtenido “mil veces más” de lo que esperaban, considerando que el caso ha sido seguido por los medios de comunicación de todo el mundo durante los últimos días.

Pell y las víctimas australianas

El cardenal admitió que la Iglesia cometió graves errores. «Ha sido un encuentro duro, honesto y a veces emotivo. Me comprometo a trabajar con estas personas de Ballarat y de esa zona”, declaró al final.

Asimismo, confirmó que está dispuesto a seguir colaborando. «Todos queremos intentar que las cosas mejoren ahora y sobre el terreno, especialmente para las víctimas y sus familias. Me comprometo a continuar ayudando al trabajo de este grupo”.

Suicidios de las víctimas

El cardenal mostró su preocupación por los suicidios de las víctimas y exhortó a la comunidad en general, no sólo de la Iglesia local, para detener los suicidios.

“Un suicidio es demasiado. Y aquí ha habido demasiados suicidios. Me comprometo a trabajar con el grupo para intentar detener esto, para que el suicidio no sea visto como la opción para quienes sufren”, declaró ante los cronistas.

Encuentro de representantes de víctimas y Comisión pontificia

Por su parte, Pell organizó un encuentro entre el grupo que representa a las víctimas de los abusos por parte del clero australiano y representantes de la Comisión para la Tutela de Menores instituida por el Papa en 2014.

Lombardi reveló que, ayer y esta mañana, el grupo de las víctimas fue recibido dos veces por Hans Zollner, miembro de la comisión pontificia.

El sacerdote jesuita se encontró con David Ridsdale, Andrew Collins y Peter Blenkiron, víctimas de abusos sexuales por parte del clero de Ballarat (Australia), quienes llegaron a Roma para presenciar la deposición de Pell en un hotel romano ante la Royal Commission.

Los representantes de la víctimas declararon: “Sabemos que el problema de los abusos sexuales es más amplio y no sólo de se queda en el ámbito de la Iglesia católica, pero en tal espacio, ocurrieron nuestras experiencias de abuso. Deseamos desarrollar relaciones con vuestro grupo (Comisión) porque se trata de una cuestión de amplitud mundial”.

Zollner, también vicerrector de la Universidad Gregoriana y responsable del departamento de Psicología, apreció mucho las preocupaciones expresadas por las víctimas y sus propuestas para prevenir nuevos casos, según informó el Vaticano.

Las víctimas ocupan el primer lugar en la Comisión, indicó Zollner. Por ello, la Comisión y sus miembros pueden aprender de la experiencia de las víctimas para mejorar el trabajo y liberar a la Iglesia de este fenómeno.

La Comisión Pontificia para la protección de los menores fue instituida por el papa Francisco en marzo de 2014.

“Tarea específica de la Comisión será proponerme las iniciativas más adecuadas para la protección de los menores y adultos vulnerables, así como realizar todo lo posible para asegurar que delitos como los sucedidos ya no se repitan en la Iglesia”, se lee en la presentación de los estatutos por parte del Papa.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.