Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 23 octubre |
San Juan de Capistrano
Aleteia logo
home iconActualidad
line break icon

El delito de enamorarse y casarse con alguien que tu familia no aprueba

Jaime Septién - publicado el 04/03/16 - actualizado el 28/02/17

Documental que muestra la barbarie de los “asesinatos de honor” gana un Óscar y suscita compromisos de cambio en autoridades de Pakistán

La noche más esperada, el súper domingo de Hollywood, con pasarela de estrellas y montajes espectaculares, de pronto se vio oscurecido por el drama de los llamados “delitos de honor” que se cometen en países como Pakistán.

En la 80ª ceremonia de los premios Óscar, que otorga la Academia Cinematográfica de Estados Unidos, el premio al mejor cortometraje documental recayó –por segunda ocasión en su trayectoria- en la periodista y directora Sharmeen Obaid-Chinoy por A Girl in the River: The Price of Forgiveness (Una Chica en el Río: El precio de Perdonar).

En este cortometraje Sharmeen Obaid-Chinoy denuncia la práctica del “precio del dinero” y los abusos de los derechos de las mujeres en Pakistán.

La cineasta ya cuenta con un Oscar, el que ganó junto a Daniel Junge, por otro poderoso documental llamado Saving Face (“Salvando la Cara”, en 2012) sobre los ataques con ácido contra mujeres en Pakistán.

Se convierte, así, en la primera persona pakistaní en conseguir dos premios de la Academia.

El cortometraje documental con el que ganó este 2016 está basado en una historia verídica, que la periodista ha seguido en primera persona.

Es la historia de Saba Qaiser, una joven pakistaní de 19 años, que, yendo contra del deseo de su familia, se casó con el hombre del cual está enamorada (y no con el que le tenía destinado su familia, “deshonrándola”).

Poco después del matrimonio, el padre y el tío de Saba la llevaron a la orilla del río, la golpearon, le dispararon en la cabeza, la colocaron en una bolsa plástica y la arrojaron al río, convencidos de haberla matado.

Un milagro que puede cambiar la historia

Habiendo sobrevivido de milagro, Saba logró arrastrarse hasta la primera aldea, donde fue llevada a un hospital y salvada por un médico, que a lo largo de meses le reconstruyó parte del rostro desfigurado por el disparo de pistola.

Con el padre y el tío en prisión, Saba sufrió enormes presiones de la comunidad, a tal punto que decidió perdonarlos, permitiendo que ellos recuperen su libertad, según la ley vigente en Pakistán.

El cortometraje está totalmente centrado en el punto de vista de Saba, a quien la directora conoce en persona.

El gobierno pakistaní estima que cada año cerca de mil mujeres son ajusticiadas en “delitos de honor”, pero otras estimaciones más neutrales consideran que las víctimas son al menos 4,000 cada año.

El «delito» de Saba fue faltar al «honor familiar» por haberse enamorado y casado con un joven al que su familia no aprobaba. La ley pakistaní contempla una cláusula en la que los atacantes pueden salir impunes si son perdonados por la víctima o un familiar.

Cuando aceptó el Oscar, la directora dijo: “No hay lugar en el islam para estas prácticas vergonzosas. Esto sucede cuando mujeres, convencidas, se unen: que ahora se haga lo mismo para abolir esta terrible realidad”.

Lo cierto es que el primer ministro pakistaní, Nawaz Sharif, se reunió con Sharmeen Obaid-Chinoy una semana antes de la noche de los Oscar. En esa reunión, la directora proyectó el film en la residencia privada del líder en Islamabad donde estuvieron presentes miembros del Senado y de la Asamblea nacional pakistaní. Al finalizar la proyección, Sharif prometió “liberar a Pakistán de este mal con leyes apropiadas”.

Una campaña en Avaaz.org está activa aún para sumarse a la voz de Saba y la directora Sharmeen Obaid-Chinoy para pedir al primer ministro que no olvide su promesa, así como llamar al presidente de Pakistán, Mamnoon Hussain, y a todos los parlamentarios paquistaníes a que hagan lo propio para tomar medidas contra los asesinatos por honor y suprimir el vacío legal que existe.

Tags:
cinederechos humanosmujerpakistan
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
PAPIEŻ BENEDYKT XVI
I.Media
Emocionante carta de Benedicto XVI ante la muerte de su mejor ami...
6
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
7
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.