Aleteia

¿A quiénes leer sobre Masonería para no perderse en las leyendas?

©Philippe_Roy
EQUERRE, MAILLET ET BURIN, OUTILS SYMBOLES DE LA FRANC MACONNERIE SCULPTES SUR UN LINTEAU DE FENETRE DE LA FACADE, BATIMENT DES FRANCS MACONS, EDIFICE ELEVE AU 19 EME SIECLE DANS UN STYLE MAURESQUE BALKANIQUE, RUE SAINT FRONT, QUARTIER MEDIEVAL ET RENAISSANCE DU PUY SAINT FRONT, PERIGUEUX, VALLEE DE L' ISLE, PERIGORD BLANC, DORDOGNE, AQUITAINE, FRANCE
Comparte
Comenta

Descubre tres autores sólidos que han investigado este tema y son de referencia

Para un tema tan complejo como apasionante, Miguel Pastorino, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas, entrevistó a Efraín Cano, un joven investigador uruguayo, quien se encuentra finalizando sus estudios en Historia en la Universidad de Montevideo. El entrevistado investiga desde hace años la amplia bibliografía sobre Masonería y nos ayuda a encontrar referentes serios sobre el tema, en medio de la interminable cantidad de pseudohistorias y leyendas en torno a los masones.

– ¿Quiénes son, para usted, los principales autores que recomendaría para entender la historia, doctrina y actualidad de la Masonería?

La Masonería posee muchos estudios sobre su origen y su método, además de estar envuelta en un halo de misterio y conspiración. Quizás el modo más adecuado de abordar este tema sea estudiando las obras y el pensamiento de autores que han dedicado muchos años a su análisis.

Para no dejarse llevar por escritos cargados de leyendas, recomiendo tres autores de modo especial. El primero es Manuel Guerra, doctor en filología clásica y en teología patrística. Miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES) y profesor emérito de la facultad de Teología en España. Ha publicado innumerables artículos y obras sobre la masonería. El Segundo es Cesar Vidal, historiador y periodista español que ha escrito innumerables obras de suma importancia. Y finalmente, el tercero es Ricardo de la Cierva, historiador y político español que fue ministro de Cultura en 1980.

– Es de imaginar que cada autor posee visiones diferentes y realiza aportes complementarios. ¿Qué destacaría de los escritos de Manuel Guerra?

Manuel Guerra posee una visión bastante particular. La masonería, dice, es una institución que tiene como objetivo principal la acumulación de poder, afirma que la Iglesia debe combatirla, ya que es su principal enemigo en la actualidad.

Para Guerra, cada 500 años aproximadamente la iglesia es atacada o sufre un traspié, en el siglo V ocurrieron las invasiones bárbaras, en el siglo XI el cisma de Oriente, en el siglo XVI la reforma de Lutero y en el siglo XX lo que él llama el ‘’Relativismo laicista masónico’’. De todos los obstáculos que la iglesia tuvo que enfrentar, este es el más complejo.

La palabra relativismo y laicismo son muy usadas para catalogar a la Masonería, la primera refiere a que no hay verdades superiores o inferiores, se colocan a todas en un mismo plano, sin diferenciarlas. La segunda, tiene que ver con lo religioso, es decir, que trata de conglomerar lo común a todas las religiones y entabla una diferencia entre laicidad y laicismo.

Para muchos investigadores la institución posee un cierto carácter espiritual y para otros es una mera organización de poder. La verdad es que si observamos las obediencias masónicas del presente se puede afirmar que las referencias al plano espiritual existen.

– Entonces ¿puede afirmarse que la masonería tiene un elemento religioso?

Si. Es más, para muchas, uno de los caminos que debe utilizar el masón para perfeccionarse es el espiritual. La masonería especulativa, llamada así a partir del siglo XVIII, posee dos vertientes. La primera es la corriente anglosajona que tiene como características principales la invocación a un principio creador y supremo denominado Gran Arquitecto del Universo y solo admite en sus filas a personas de sexo masculino. La segunda es la corriente francesa, la cual básicamente se caracteriza por admitir a hombres y mujeres en pie de igualdad, y a no realizar ninguna referencia a un Ser supremo.

– ¿Cómo sintetizaría los principios masónicos o su doctrina?

Manuel Guerra tiene sus propias opiniones acerca de cómo se debe caracterizar a la institución masónica. Enumera cuatro: Las primeras dos son, como vimos, el relativismo y el laicismo. La tercera tiene que ver con la Gnosis, que se considera un conocimiento superior a todos los sentidos, a la razón y a la fe vivencial.

Este último, es un punto fundamental para entender por qué los autores tildan a la institución de vivencial. Lo que la Masonería busca en sus miembros es la perfección del ser humano en el plano material y espiritual, o por lo menos eso dicen, a través del conocimiento que se les manifiesta en distintos ritos, los cuales pueden encontrarse en Internet o en libros. El problema es que esos ritos deben practicarse en un templo masónico para entender, a través de la experiencia, su verdadero significado.

Finalmente, la cuarta característica es que la masonería posee un método para transmitir ese conocimiento.

– En el caso del historiador Cesar Vidal, ¿Cuál sería su aporte?

Este intelectual español concibe a la masonería como una institución que está compuesta por dos leyendas, que muchas veces nublan el buen juicio del lector a la hora de estudiarla. Estas son la leyenda rosada, es decir, la que concibe a la masonería como una institución eminentemente filantrópica y sin ningún ánimo o intención de dominio sobre el mundo y cuyo poder es asimilable a la de cualquier ONG organizada.

Por otro lado, se encuentra la leyenda negra de la masonería. Esta, al contrario de la rosada, la concibe como un centro de inmenso poder, de puertas cerradas y de constante intervención en la vida política, económica y social de la sociedad. Para Vidal, es imposible decantarse enteramente por una de las dos, principalmente por la ausencia de fuentes históricas. Aunque lo que sí es verdad, es que en ciertos hechos de relevancia histórica la masonería ha tenido claras intervenciones y en otros marcadas ausencias.

En síntesis la obra de Vidal sobre el tema que estamos tratando tiende a inclinarse por el análisis histórico de la institución y no opina nada que no esté fundamentado con documentos. Uno de los puntos más importantes de su libro ‘’los masones’’ es la investigación que lleva a cabo analizando documentos antiguos sobre su origen y plasmando diferentes teorías sobre cómo se inició el fenómeno de la masonería.

– ¿Es decir que se limita a un análisis histórico sin meterse en cuestiones doctrinales?

Exacto.

– ¿Y qué nos puede decir de la obra de Ricardo de la Cierva?

Sin lugar a dudas, sus aportes sobre la masonería son de notable importancia. En su obra ‘’El triple secreto de la masonería’’ expone su visión acerca de las dos leyendas que mencioné anteriormente. Según él, la leyenda rosada es propia de los fanáticos o simpatizantes de la masonería, mientras que la leyenda negra lo es de los detractores, que hasta el día de hoy existen.

Sin embargo, sostiene una hipótesis interesante. La leyenda negra y la leyenda rosada poseen un mismo origen y tiene que ver con la Iglesia Católica, que a lo largo de los años ha visto en la masonería a un enemigo capital. Antes que la iglesia impulsara su leyenda negra, no existía una leyenda rosada, sino que esta surge en el siglo XIX en respuesta a las visiones de la Santa Sede. La sociedad del presente con respecto a la masonería está regresando al siglo XVIII donde se veía a la masonería como una institución llena de prestigios y méritos.

Agrega el autor, que esta situación se da también en la Iglesia Católica donde existen varios católicos, sacerdotes o no, que ingresan en la Orden, sin ignorar las cláusulas del Derecho Canónico que prohíben a todo católico ingresar en ella, bajo pena de excomunión.

– ¿O sea que un católico en realidad no puede ser masón?

Desde la normativa de la Iglesia, es incompatible. Aunque de hecho existan casos que ignoren las normas, lo cierto es que quien entra en la masonería se autoexcluye de la Iglesia.

– ¿Qué conclusión nos dejaría al conocer las obras más serias que se han escrito en español al respecto?

En resumen, la masonería es una institución que se ha granjeado fanáticos y detractores. La mejor opción será siempre estar bien informados sobre esta institución que ha incidido en varios hechos históricos y elaborar una opinión lo más objetiva posible. En todo caso le toca al lector juzgar.

 

Referencias bibliográficas citadas por el entrevistado:

GUERRA GOMEZ, M. Masonería, religión y política, Editorial Sekotia, Madrid, 2012.

VIDAL, C. Los Masones, Editorial Planeta, Madrid, 2005.

DE LA CIERVA, R. El triple secreto de la Masoneria, Editorial Fenix, Madrid, 1994.

Tags:
masoneria
Newsletter
Recibe Aleteia cada día