Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconActualidad
line break icon

Cuando los Oscar honraban el sacerdocio

Esteban Pittaro - publicado el 28/02/16

Hubo una época en la que la Iglesia era tomada como protagonista positiva de las películas

A lo largo de la historia de los Oscars, numerosas películas nominadas y ganadoras han presentado a la Iglesia como protagonista, tanto ensalzando algunas de sus figuras, reales o ficticias, como también reflejando oscuros y tristes episodios, como la nominada para la noche de hoy Spotlight.

En el polo opuesto a esta última, testimonio de una época donde la comunicación de valores era casi inseparable del cine, se encuentra Going My Way (1944), de Leo McCarey, ganadora de ocho premios Oscar, incluyendo mejor película. Un film, como se lo promocionó en la época, “para un mundo que necesitaba ser levantado por una historia maravillosa como esta”.

Bing Crosby, premiado por la Academia por esta actuación, interpreta al padre Chuck O’Malley, un joven sacerdote que arriba a una de las parroquias más duras de Nueva York. La tensión de la película es la relación del padre Chuck con el padre Fitzgibonn, anciano cura que lo recibe en la iglesia, interpretado por el también ganador del Oscar por este papel Barry Fitzgerald. Curiosamente, Fitzgerald fue nominado ese año como mejor actor y como mejor actor de reparto, por el mismo papel, siendo esta segunda categoría la que le permitió llevarse a casa el premio.

El Padre Chuck tiene un estilo distinto al padre Fitzgibonn; es atleta y cercano a los más jóvenes, con los que arma un coro y juega el baseball. La tensión generacional es obvia, y molesta al anciano, pero el espíritu del padre Chuck termina por revitalizar el templo.

Tan exitosa fue la historia del padre Chuck que mereció una secuela, y fue llevada años después a la televisión bajo el formato de serie, encarnado por otro emblemático actor, Gene Kelly

.
Going My Way fue la primera película profundamente cristiana de McCarey, responsable además de la Las Campanas de Santa María, por la que volvió a convocar a Crosby para el papel del padre Chuck, y para el rol de la hermana María Benedicta interpretado por Ingrid Bergman.

Tags:
cine espiritualoscar
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.