¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Tras abrazo de Kirill y Francisco, reliquias de san Pedro podrían visitar Rusia

©VINCENZO PINTO / AFP El Papa Francisco mostró, el 24 de noviembre de 2013, por primera vez en público una urna con las reliquias del apóstol san Pedro, coincidiendo con la clausura del Año de la Fe. En la foto el relicario con la inscripción en latín "Ex ossibus quae in Arcibasilicae Vaticanae hypogeo inventa Beati Petri Apostoli esse putantur" (Los huesos hallados en el hipogeo de la Basílica vaticana que se considera que son del beato Pedro Apóstol).
Pope Francis (C) holds the bone fragments said by some to belong to the first pope, St. Peter during a ceremony of Solemnity of Our Lord Jesus Christ the King at St Peter's square on November 24, 2013 at the Vatican. AFP PHOTO / VINCENZO PINTO / AFP / VINCENZO PINTO
Comparte

Ecumenismo del peregrinaje y del intercambio de reliquias entre Iglesias de Roma y Moscú en el camino de cooperación post declaración

Del ecumenismo de la sangre al ecumenismo de las reliquias; el metropolita Hilarion, en una entrevista, aclaró rumor del viaje del Papa a Moscú, y analizó las primeras reacciones de los ortodoxos rusos a la declaración común.

Habló de peregrinajes como intercambio y de la posibilidad de la traslación de las reliquias de san Pedro y san Pablo de Roma a Moscú.

Tras el histórico abrazo entre el Papa y el Patriarca de Moscú y toda Rusia del pasado 12 de febrero en La Habana, aún queda mucho por asimilar para los fieles de ambas Iglesias.

Porque el encuentro entre Francisco y Kirill se esperaba desde hace un milenio y se preparó en 20 años de sigilosos diálogos.

En este ejercicio de comunicar lo que sucedió y sus consecuencias próximas, el metropolita Hilarion de Volokolamsk, presidente del departamento de relaciones externas del patriarcado de Moscú, entrevistado por Interfax-Religion (18.02.2016), hizo un balance del encuentro desde la perspectiva ortodoxa.

En primer lugar, explicó que el resultado más importante del acercamiento de ambos líderes y sus Iglesias es el contenido de la declaración común firmada; más allá de la espectacularidad del hecho mismo.

“Creo que la declaración será por mucho tiempo un faro, que servirá de orientación para las dos tradiciones cristianas, ortodoxa, y católica”, constató Hilarion. “Esta declaración es una guía, un vademécum para la acción”, añadió.

Especialmente subrayó que el documento tiene como base el Evangelio que une los fieles de Oriente y Occidente. De esta manera, “pone en práctica el mandamiento evangélico en el contexto de la vida actual”.

Viaje del Papa a Rusia

La pregunta de millón: ¿El papa Francisco podría visitar Rusia? El Pontífice ya había respondido en el vuelo de regreso a Roma desde Ciudad Juárez (18.02.2016) que de esto no se habló en la reunión.

Por su parte, la Hilarion sostiene que tiene la ‘impresión’ también de que esto no interesa al Papa y minimizó este dato. Al mismo tiempo, excluyó también una visita del patriarca a Roma.

En cambio, evidenció la necesidad de aumentar “la cooperación; profundizar la comprensión reciproca, buscar superar en poco tiempo lo negativo que se ha acumulado en las relaciones entre ortodoxos y católicos, y trabajar para la convergencia a nivel de los corazones y de las mentes”, indicó.

El evento en Cuba ha sido extraordinario. De esto es consciente la contraparte ortodoxa. Hilarion explicó que el tiempo dirá cómo actuar y cómo labrar el camino para que se den nuevas condiciones para un próximo encuentro entre un Pontífice y un Patriarca. Sólo, entonces, “decidiremos cuándo y dónde hacerlo”, explicó.

Peregrinajes como intercambio

El tema de los peregrinajes también estuvo sobre la mesa en la reunión en Cuba. “Por ejemplo, cada día hay un importante flujo de peregrinos ortodoxos que van a Bari (Italia), por las reliquias de san Nicolás (270-352). Y también los santuarios ortodoxos son visitados por peregrinos de la Iglesia católica.

Pero podemos intensificar estos dos flujos, porque es muy importante que las personas se encuentren, y los unos puedan tener acceso a los lugares santos que se encuentran en el territorio de los otros”, agregó.

También se contempla la posibilidad de la traslación a Rusia de las reliquias de los apóstoles san Pedro, san Pablo desde Roma o las de Santiago desde España. Hilarión informó que es “todo posible”.

Y se planteó que las reliquias de los santos que son venerados por la Iglesia ortodoxa en Rusia también vayan a Roma o a los templos de Occidente para que los “fieles católicos las puedan venerar”. “Espero que el primer intercambio de reliquias se realice durante este año”, añadió.

La unidad sobre la defensa de la vida

Por otro lado, confirmó que las dos Iglesias “se encuentran en plena unidad” en materia de valores morales tradicionales, como por ejemplo el matrimonio: “Nosotros concebimos el matrimonio como una unión entre hombre y mujer para el nacimiento y crecimiento de los hijos”.

Hilarion confirmó que otro valor común es la defensa de la vida desde la concepción hasta el final natural. “Somos contrarios al aborto”. Y en general, sostuvo que ambas Iglesias, como indica la declaración conjunta, “deben reforzar la cooperación” a favor de la vida.

Por otro lado, desmintió que el cambio, después de cuatro años, del actual nuncio apostólico en Rusia, Ivan Jurkovic, trasferido de Moscú a Ginebra, sea una decisión del Vaticano que responde a presiones o incomprensiones con el patriarcado. “Por el contrario, desaprueba alguna injerencia al respecto”.

“Nosotros hemos tenido una excelente relación con el nuncio Jurkovic, así como con su predecesor … estamos agradecidos por la cooperación constructiva”. Jurkovic fue invitado, antes del viaje a La Habana, al programa de televisión de Hilarion.

Ortodoxos que temen la fusión con Roma

El presidente del departamento de relaciones externas del patriarcado de Moscú invitó a los ortodoxos, que temen la fusión con Roma a que lean con atención la “declaración del Papa y del Patriarca, que hace ver cuáles son los temas de la conversación”.

No hay algún intento de acercamiento doctrinal y no se discutió de ninguna cuestión dogmática o teológica. Y también ahora, este tipo de discusión no está en la agenda”.

Y reconoció que “lamentablemente, los cristianos no estamos en capacidad de mantener esta unidad (pedida por Cristo mismo), los cristianos de Oriente y de Occidente están divididos y no comparten la Eucaristía”.

La división persiste

El representante de la Iglesia rusa señaló que ahora “no se trata de superar ésta división, sino de aprender a vivir y a actuar en el mundo no como rivales, sino como hermanos, y proteger juntos los valores que para nosotros son comunes y predicar juntos el Evangelio, dar testimonio a todos de la verdad de Dios”, dijo.

Es decir, la división persiste, pero el intento es caminar juntos. “Pero, sin ningún compromiso con la propia conciencia, sin compromisos doctrinales, sino defendiendo lo que para nosotros es común”, reiteró.

Este viaje inicia con un primer paso, parafraseó Hilarion una frase dicha por el presidente Raúl Castro, anfitrión del encuentro, al patriarca de Moscú ante el inminente encuentro con el Papa.

La piedra en el zapato: conflicto de Ucrania y Rusia

Luego del encuentro histórico entre el Papa y el Patriarca, un problema no marginal fue la reacción de la Iglesia greco-católica en Ucrania respecto a la crisis que vive ese país.

El problema viene de la anexión de Crimea por parte del gobierno de Rusia bajo el mandato de Vladimir Putin, a su vez hijo espiritual de Kirill, que desencadenó un clima bélico que toca la vida de 45 millones de civiles.

Hilarion consideró ‘muy negativa y ofensiva no sólo para nosotros, sino para el Papa’ la reacción del arzobispo (mayor de Kiev) de la Iglesia griega-católica ucrania, Sviatoslav Shevchuk. Los líderes de esa Iglesia – sostuvo – “tienen una agenda politizada” y agregó: “el Papa no tiene alguna autoridad sobre ellos”.

Por su parte, el papa Francisco dijo en el vuelo de regreso desde Ciudad Juárez a Roma el pasado 18 de febrero, que las palabras de Shevchuk, tenían que leerse desde una ‘hermenéutica de la noticia” y que entendía “los sentimientos de su pueblo”, valorando su amistad personal desde los tiempos de Buenos Aires con el arzobispo Shevchuk. “Guardo la Virgen que me regaló cuando se despidió en mi escritorio”.

El arzobispo mayor de Kiev comentó la reunión de Cuba y la declaración común “en general positiva” para la cooperación futura, según informó AsiaNews.

“Polémicos” los puntos que afectan a Ucrania: el Vaticano ha sido explotado por la diplomacia rusa ortodoxa. Shevchuk reitera: la Iglesia griego- católica nunca ha apoyado la guerra, causada más bien por la “agresión rusa”.

En este sentido, para encontrar un puente entre greco-católicos ucranianos y el patriarcado, Hilarion concibe la necesidad de una “comisión que ayude a resolver el problema del uniatismo” (Iglesias uniatas, relación de unión de algunas iglesias orientales con la Iglesia de Roma, término rechazado por los católicos romanos orientales).

“El problema es la definición de tareas específicas en esta comisión, sobre todo considerando la actitud de los jefes de la Iglesia greco-católica”, explicó Hilarion.

Al mismo tiempo, recordó que en los años noventa la comisión fue abandonada por los griegos-católicos. “Pienso que esto se debe al hecho de que ellos no han querido recorrer ese camino con el Papa y el Patriarca, indicado en la declaración común”.

Por su parte, el arzobispo Shevchuk limó las asperezas afirmando en declaraciones a la prensa en Roma y reportadas por Radio Vaticano (23.02.2016): “Queremos caminar juntos con los ortodoxos, construir no solo la paz sino queremos la unidad entre las Iglesias”.

“¡Finalmente! Esta la expresión que he repetido frente al abrazo del Papa y del Patriarca”.

El arzobispo mayor de Kiev, remarcó que el camino abierto al ecumenismo “es sagrado”. Asimismo, sostiene que el conflicto en Ucrania “no es una guerra civil, sino una agresión extranjera y esto no emerge en la declaración”.

De igual manera, anotó que el Papa había hablado tanto con Putin como con Poroshenko para que acabaran el conflicto. Y esto es “tranquilizador” para alcanzar la paz.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.