¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Minería en América Latina: ¿pan a cambio de destrucción?

©Jan Sochor/CON / Contributeur
Llamamos a las jerarquías y demás responsables de nuestras iglesias a asumir un mayor compromiso junto a quienes sufren las consecuencias de este modelo económico de producción desenfrenada, consumismo voraz y depredación sin límites de la naturaleza. Las orientaciones de la Encíclica Laudato SI y de la Carta Pastoral del CELAM sobre Ecología Integral deberían servir para impulsar un nuevo tipo de iglesia, un nuevo tipo de sociedad, una nueva Economía y una nueva forma de relación con el conjunto de la Creación.
Comparte

Hay más de 200 conflictos mineros y más de 300 comunidades afectadas

“Nosotros estamos convencidos de que la minería tarde o temprano hace daño. Hay contaminación, va a acabar con la flora, con la fauna y con la agricultura”, expresó un poblador del Valle del Tambo, Arequipa (Perú) en declaraciones al programa español En Portada, que hizo un informe sobre la minería en Perú.

El conflicto minero en esa región lleva ya seis años y el proyecto en cuestión, impulsado por la empresa mexicana Southern, se denomina “Tía María”.

En ese lugar hay dos minas a cielo abierto y lo que se pretende es extraer cobre.

Desde hace tiempo los pobladores locales están preocupados por la cercanía de esta explotación con el valle, especialmente agrícola, y han expresado una férrea oposición al proyecto.

“Es una empresa que ha venido a estar muy cerca de una población y nos va a causar daño. Nos va a contaminar”, señaló otro de los pobladores.

A lo largo de los últimos años esta lucha ha dejado al menos siete muertos, decenas de heridos y más de un centenar de detenciones.

Lo que sucede en Valle del Tambo forma parte de los más de 200 conflictos mineros que hay en América Latina y más de 300 comunidades afectadas. México, Perú, Chile, Argentina y Brasil los países con mayores inconvenientes en ese sentido, según el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina.

Si bien estos conflictos no son todos iguales y los tipos de protestas tampoco, en el caso de Valle del Tambo la violencia ha sido una de sus principales características.

Según representantes de la empresa que impulsa el proyecto, las probabilidades de que el polvo de las minas llegue a las zonas de cultivo del valle son mínimas.

Unos a favor y otros en contra por un lado, conflicto de intereses por el otro, sumas altísimas de dinero también, una combinación maravillosa para transformar a la minería en un tema de debate con final incierto en la región.

¿Cómo está la minería en América Latina?

“América Latina se ha convertido en uno de los principales territorios de la expansión de la minería a nivel global, y ha tenido como principal consecuencia grandes impactos ambientales, sociales y culturales en las comunidades en donde se desarrollan los proyectos”, expresa un informe elaborado en 2014 por diversas organizaciones socio-ambientales denominado Conflictos Mineros en América Latina: Extracción, Saqueo y Agresión. Estado situación en 2014.

Si bien esta reflexión fue hecha hace dos años, actualmente el debate sobre los efectos de la minería en la región en varios niveles sigue más vigente que nunca, tal cual queda demostrado con la situación que se vive en Perú.

Además, América Latina posee una extensa variedad de recursos mineros que vienen siendo explotados desde hace varios siglos y significa para diversos gobiernos una fuente fundamental de ingresos.

Por otro lado, también se han multiplicado las voces en los diferentes países que se oponen a diversos tipos de explotaciones mineras, en especial la de gran porte, por los impactos negativos más que nada ambientales.

En cuanto a los recursos para extraer, Chile sigue siendo el principal productor de cobre y Perú ocupa el tercer lugar.

En el caso del oro, Perú, México y Brasil están en el “top ten”, mientras que en la plata, México es el líder a nivel global, en tanto que Perú, Bolivia y Chile también se ubican dentro de las primeras diez posiciones.

En lo que es hierro, Brasil se ha consolidado como el tercer productor del mundo, y apunta a seguir creciendo, indica un informe del portal Latinominería.

En el caso de Argentina también hay varios proyectos mineros, aunque con inversiones más lentas debido al contexto económico.

Luego hay otros proyectos binacionales como Pascua-Lama, entre Argentina y Chile, y Cobre Panamá en Centroamérica con una fuerte inversión económica y con su puesta en marcha prevista para 2017.

Varios tipos de explotaciones mineras

La minería, que consiste en la explotación de diversos yacimientos para la extracción de minerales, puede ser clasificada como pequeña, mediana y grande. Además, se puede diferenciar un tipo de minería subterránea (bajo tierra), con máquinas más pequeñas y con diversos métodos de extracción.

Asimismo, hay otro tipo de minería que es a cielo abierto, por lo general con máquinas de gran porte y con material para ser extraído de la superficie del cielo.

En los últimos años, la mirada de los opositores han recaído principalmente en los proyectos vinculados con la minería de gran porte a cielo abierto.

Son varios los grupos que se empezaron a movilizar en diferentes países, muchos de forma pacífica, ante las eventuales amenazas medioambientales sobre el terreno y alrededores donde se llevan a cabo estas explotaciones.

¿Pan o hambre?

La empresa mexicana promotora del proyecto minero Tía María prometió, por ejemplo, la creación de más de 3.000 puestos de trabajo y un futuro de desarrollo económico para los locales.

“Dicen que van a generar empleo, pero con las maquinarias cree que van a dar trabajo a todos”, expresó a En Portada una de las opositoras al proyecto.

La mayoría de las empresas dedicadas a la minería en la región llegan a los lugares con la promesa del “pan debajo del brazo” y para muchos es la manera de ganarse el jornal.

Para algunos a veces significa un dilema tener que optar entre la oportunidad que brindan las empresas y su postura con respecto a los posibles impactos a nivel local.

Así pues, quienes se oponen a estos proyectos entienden en definitiva que esas oportunidades laborales significan “pan para hoy y hambre para mañana”.

Entienden también que el “desarrollo” prometido no es compatible con el bienestar que necesitan los pobladores de las zonas afectadas.

“Escuchar el grito”

En 2015 se llevó a cabo el encuentro en Roma denominado  Una jornada de reflexión, unidos a Dios escuchamos un grito donde se reflexionó sobre la minería.

En aquel momento, el papa Francisco envió un mensaje al cardenal Peter Turkson, presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, en el que animó a los que trabajan en la minería a cuidar el medio ambiente y alzar su voz contra las injusticias, la corrupción y la esclavitud.

En ese sentido, el Papa pidió “escuchar el grito” de los que sufren las consecuencias de la actividad minera.

Todo el sector minero está indudablemente llamado a efectuar un cambio radical de paradigma para mejorar la situación en muchos países”, afirmó el Papa.

Los que trabajan en la minería “están llamados a adoptar un comportamiento inspirado en el hecho de que constituimos una sola familia humana, que todo está relacionado, y que el auténtico cuidado de nuestra propia vida y nuestras relaciones con la naturaleza es inseparable de la fraternidad, la justicia y la fidelidad a los demás”, agregó.

Un debate instalado y que continuará

El conflicto en el Valle del Tambo prosigue. Cruces de acusaciones entre representantes de la empresa y diferentes actores sociales siguieron alimentando el intercambio, principalmente con investigaciones abiertas hacia algunos de los manifestantes por presunta presión para que el proyecto no se lleve a cabo.

En tanto, en otros países también el debate sobre la minería sigue instalado y todo parece indicar que continuará y que requerirá de una sensibilidad especial para que sean abordados de la manera más pacífica posible si es que no se quiere repetir lo trágico de las protestas del caso peruano.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.