Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 05 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconDesde Roma
line break icon

Lo fundamental de Francisco en México

© Marko Vombergar/ALETEIA

Juan Gaitán - publicado el 22/02/16

5 enseñanzas de esta visita que pueden cambiar tu vida

Francisco vino a México a recordarnos que para el Evangelio (es decir, para el corazón de Dios) los más importantes son aquellos «últimos» de la sociedad, los descartados. Pensar que ese fue el logro del viaje apostólico, ¿sería hablar de un resultado pobre?

Para el presente análisis me di a la tarea de leer todos los mensajes públicos del Papa en México. Sin aplausos, sin porras y sin muecas los textos toman entonaciones y énfasis distintos. Es un ejercicio que recomiendo, gracias al cual se pueden distinguir puntos comunes:

  1. Poner a los olvidados en primera fila. Esto es algo que los Obispos de Roma han procurado desde hace mucho. Francisco lo realiza y lo pide (obras y palabras), lo hacía desde mucho antes de haber sido elegido Papa.
  2. Los privilegios enferman, vivir buscándolos destruye la humanidad. Y digo «humanidad» pensando en el total de hombres y mujeres de las naciones, así como en «lo humano» de quien vive de ese modo. Es una tentación contraria al plan de Dios para el mundo. Es un veneno mortal. Creer que uno es más que los demás es una forma de vivir en la mentira.
  3. Saber dialogar, saber hablar fuerte, saber construir y saber salir de uno mismo. Francisco aplica esto para las parejas, para las familias, para los obispos, para la Iglesia, para los políticos. Hacerlo de la mano de Dios, pensando en su Reino, siendo cristianos maduros.
  4. La riqueza está en los jóvenes. Lo dijo en Palacio Nacional y en Michoacán (sólo Dios sabe qué habrá escuchado cada par de oídos). Los jóvenes son el futuro, pero, más que eso, son la riqueza de nuestro país.
  5. La sociedad camina incluyendo, no excluyendo. Concentrándose en lo más importante: la familia, los niños, la manera de tratar a los marginados, a los migrantes. Dime qué tanto haces por los más pobres y te diré qué tipo de católico eres.

Concluir con el análisis de la visita de Francisco a México me despierta un fuerte sentimiento de nostalgia. Recuerdo entonces las palabras del libro de los Hechos: «Galileos, ¿qué hacen ahí mirando al cielo?» (Hch 1, 11).

Tags:
mexicopapa franciscopapa francisco en México
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.