Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El gesto solidario del presidente de República Dominicana con los más pobres

Comparte

Danilo Medina marca estilo con sus visitas sorpresa a los más pobres del campo

“Queremos que la gente eleve su nivel de vida y las familias del campo puedan vivir con dignidad, sin tener que emigrar”, expresó en declaraciones a los medios el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, quien prosigue con un estilo que inauguró hace poco tiempo: visitar de forma sorpresiva a la gente más pobre del campo.

Uno de los principales objetivos de este accionar precisamente es evitar que los hijos de agricultores pobres tengan que emigrar a las principales ciudades por falta de oportunidades, “sobre todo para una vida digna”, agrega el sitio web de la presidencia de República Dominicana.

Otras de las características de estas visitas sorpresas son los anuncios de financiamiento para diferentes necesidades de la gente local. Por ejemplo, durante una visita a productores apícolas y pecuarios aprobó fondos para ampliar la producción de miel, cera, carne y leche.

Por otro lado, afirmó que el éxito de estos proyectos productivos vinculados a las visitas sorpresa será mayor en la medida que más gente se involucre. “Seguiremos los esfuerzos para beneficiar a las familias pobres, de manera que sus miembros no tengan la necesidad de emigrar por motivaciones económicas”.

En otra de las visitas, a un poblado conocido como El Salado se reunió con agricultores y mujeres que trabajan en piscicultura. Uno de los mayores inconvenientes que le planteó esa gente fue la falta de agua para regar sus cultivos.

En ese sentido, para motivarlos, prometió la perforación de varios pozos, apoyar a las mujeres en su proyecto y realizar obras para ampliar la escuela del lugar que se encontraba en precarias condiciones.

Un nuevo estilo que se impone

Desde que asumió la presidencia en 2012, Medina procuró un mayor acercamiento con los sectores más vulnerables de su país.

Ha recorrido todas las regiones, escuchando preocupaciones y dando soluciones, lo que también le permitió incrementar los niveles de aprobación. Según un portal dedicado a estas visitas, ya se realizaron 130 y se encaminaron más de 600 proyectos.

Los días elegidos para llevar a cabo esta iniciativa de recorrer las comunidades más pobres del sur de un tiempo a esta parte son los viernes.

¿Asistencialismo?

No todo son elogios para el nuevo estilo que intentó imponer Medina en su país. Desde algunos sectores de la oposición política de República Dominicana tildan su modelo como “paternalista” y le sugieren que no solo centre sus visitas sorpresas en los más pobres del campo.

“Lo que se presenta ante el país en las visitas sorpresa del presidente como grandes hazañas de sensibilidad frente al campo son en realidad funciones que debieran estar siendo satisfechas por los Ministerios del Estado Dominicano”, expresó en una columna de opinión publicada en Diario Listín el reconocido político y jurista opositor Vinicio Castillo Semán

“Qué bueno sería que el presidente Medina usara las visitas sorpresa para preguntar a los campesinos cómo está agricultura; si los está apoyando debidamente; si les está dando el asesoramiento, las semillas, etc.”, dijo

Y propuso preguntar “a los campesinos si cuando se enferma su familia los hospitales públicos les están dando la asistencia debida; si las escuelas de sus comunidades están funcionando debidamente”.

Más allá de algunas críticas de algunos sectores el estilo de Medina, él mismo se encarga de defender su modelo y ha afirmado en algunas ocasiones que lo que se pretende con esto es “enseñar a pescar al campesino en vez de darle pescado”.

Por ejemplo, durante una presentación en Roma en el marco de la reunión del Comité de Agricultura de la FAO en 2014, manifestó que con este trabajo pretende que República Dominicana tenga la capacidad de alimentar “hasta el último de sus hijos e hijas”.

En ese sentido, no solo dan créditos a los campesinos, sino que también se los capacita, se les da apoyo en tecnología y se promueve el compromiso de devolver los recursos prestados.

“Los resultados de estas iniciativas no se están haciendo esperar. Estamos sembrando extensiones de terreno que llevan años sin ser productivas, mejorando sustancialmente los ingresos de las familias y llevando empleo y desarrollo hasta los lugares más recónditos de nuestro territorio”, aseguró en esa ocasión.

“Es decir, no estamos regalando pescado a nadie, sino ayudándolos a pescar, y más que eso, a hacer de esa pesca un negocio rentable, capaz de crecer y mejorar la vida de sus familias y comunidades de manera sostenible”, agregó Medina en respuesta a las críticas de un eventual asistencialismo.

Sensibilidad, amor, solidaridad

Las visitas sorpresa de Medina fueron destacadas por el obispo de San Francisco de Macoris, Fausto Ramón Mejía Vallejo, quien indicó que se trata de “un gesto de sensibilidad, amor y solidaridad para con las personas pobres del país”.

Estas declaraciones fueron hechas tras la misa de inauguración del salón parroquial de la catedral de Santa Ana, a la cual también asistió Medina, según publica la agencia Fides.

En la homilía, el obispo felicitó al mandatario por estas visitas, destacando que se trata de un acto noble al dedicar sus días de descanso para brindar solidaridad y esperanza a los hombres y mujeres del campo.

“Porque aunque no les ofreciera nada, el solo hecho de acercarse a estas personas ya es un acto verdaderamente grande”, expresó.

Después de estas visitas, los pobres reciben financiamientos, “algo que dignifica a estas personas”, agregó el obispo.

Medina pertenece al Partido de Liberación Dominicana, un espacio político progresista ubicado en la centroizquierda y no siempre cercano a las posturas de la Iglesia católica en ese país.

Si bien el mandatario mantiene una postura dialoguista, en 2014 hubo fricciones debido a que fue uno de los impulsores de la reforma del Código Penal para permitir el aborto en República Dominicana en ciertas ocasiones y reabrió un debate que incluso alcanzó el seno de su partido.

Pero más allá de estas divergencias y diferentes visiones políticas, esta actitud de acercamiento hacia los más pobres del campo es un gesto de apertura hacia los más desfavorecidos, algo que la Iglesia católica siempre verá con buenos ojos, como en esta ocasión.

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.