Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Habacuc
home iconDesde Roma
line break icon

100 mil jóvenes con el Papa pintan y cantan un “Cielito lindo” lleno de colores

Jesús V. Picón - publicado el 18/02/16

Recordando el encuentro del Papa con los jóvenes en Morelia

Una fiesta de colores iluminó el estadio Morelos de la ciudad de Morelia, Michoacán; con más de 40 mil jóvenes en su interior y 60 mil más en las afueras del estadio, en plazas, parques y centro histórico de esta ciudad. No fue una final del futbol mexicano con el equipo de los Monarcas, no fue un concierto grupero el que movió las masas, fue la luz del Papa que congrego una masiva manifestación de amor.

Desde primeras horas del día 16 de febrero las filas interminables abarrotaban los accesos del estadio Morelos, las vialidades cercanas se mostraban con embotellamientos viales. Playeras, banderitas, globos, gorras con imágenes del Papa y con su nombre, se podían adquirir con los vendedores ambulantes. La papamanía se contagió y todos querían un recuerdo, un suvenir como recuerdo de esta fiesta de colores y de luz en la ciudad de Morelia.

Minutos antes del arribo del Papa Francisco al estadio Morelos, seguía ingresando la juventud del Papa, corriendo para encontrar una butaca para ser testigos del encuentro con el Vicario de Cristo.

Los gestos, las palabras del Papa Francisco provocaron canticos, gritos y vivas, pero había algo más en el rostro de los jóvenes, parecían extasiados, enamorados. No parpadeaban, no se querían perder ningún detalle de la fiesta de colores, no se querían perder ningún detalle de la voz del Papa, de esa voz que les dio aliento motivante, oxigeno divino, el Papa les había preparado un mensaje. Y ahí el Papa también escucho el clamor de sus jóvenes, escucho sus tristezas y preocupaciones, se conmovió por los sufrimientos de la juventud mexicana golpeada por el desempleo, la narcoviolencia y la falta de oportunidades.

Las palabras del Papa fueron las necesarias y esperadas, fueron directo al corazón de cada joven lastimado y humillado por las realidades actuales y las lágrimas no se pudieron aguantar.

El Cielo y la tierra, la fiesta, la oración y bendición del Papa, se fusionaron en un abrazo, en una caricia para el alma de todos. Las gracias derramadas pintaron con hermosos tonos el cielo y el atardecer radiante fue inolvidable. Y en las gradas se entonaba como un susurro fuerte e intenso, el “Cielito lindo”.

Lo jóvenes se llevaron en su corazón un día inolvidable, y se llevaron algunos compromisos que no fueron solo ante el Papa, fueron compromisos sellados ante Dios. La tarea estaba dada y se la llevaron a casa: no darse por vencidos, no dejar de soñar, no aceptar ser sicarios, antes ser discípulos de Jesús, ser felices y levantarse ante la adversidad.

Ya se fue el Papa Francisco de Morelia, se cabo la fiesta en las calles y avenidas, hay silencio en las plazas y en el estadio Morelos, ahora solo quedan los recuerdos. Los jóvenes han regresado a casa con la fiesta por dentro. En el corazón, en el alma, llevan un lío en su interior, ese lío que santifica y busca cumplir la voluntad de Dios.

Tags:
mexicopapa franciscopapa francisco en México
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.