Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 06 diciembre |
San Nicolás
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Rezamos por los que nos odian

Alfa y Omega - publicado el 15/02/16

Nikodemus Schnabel, subprior de la abadía de la Dormición

El padre Nikodemus Schnabel es el subprior de la abadía de la Dormición de Jerusalén. Está situada en Jerusalén este, la parte palestina de la ciudad ocupada y anexionada por Israel. La abadía se levanta en el conocido como Monte Sión y, según la tradición cristiana, fue erigida en el lugar donde María terminó sus días, antes de ser asunta en cuerpo y alma al cielo.

En su cripta está una estatua de María dormida y está muy cerca del cenáculo, otro lugar emblemático para el cristianismo, que considera que en ese lugar Jesús celebró la Última Cena antes de ser crucificado.

En mayo de 2014 sufrió un incendio provocado en el que fueron quemadas cruces y muebles. No fue el último. Esta abadía sufre una cadena constante de atentados. El último ataque vandálico se produjo el pasado enero. Se sospecha que detrás están activistas de extrema derecha y colonos israelíes. Sin embargo, la respuesta de los cristianos es siempre la misma: el perdón.

– ¿Cómo fue el último atentado que sufrieron en la abadía?

Unos desconocidos escribieron pintadas con lemas contra los cristianos en los muros y en las puertas de nuestra abadía. Ese día también sufrieron ataques similares centros cercanos de la Iglesia ortodoxa griega y la apostólica armenia.

– ¿Qué decían las pintadas?

Estaban escritas en hebreo y decían más o menos: «Los cristianos, al infierno», «Muerte a los paganos cristianos, enemigos heréticos de Israel», «Venganza para los israelitas» o «Su nombre será borrado». También dibujaron un machete ensangrentado que decía «Viene la venganza del pueblo de Israel».

– ¿Y cuál fue la reacción de los monjes cuando las vieron?

La comunidad se mostró muy afectada por los incidentes. Pero pensamos que si nos atacan por ser cristianos, vamos a responder como cristianos. Rezamos por los que nos odian.

– Ante tanta presión, ¿qué misión tienen ustedes en esta abadía de las afueras de la ciudad vieja de Jerusalén?

Los monjes de la Dormición no dejaremos de rezar por la reconciliación, la justicia y la paz. Constantemente. Y también rezamos por los autores de estas últimas pintadas en los muros de nuestra abadía, para que el odio desaparezca de sus corazones. Además estamos recibiendo muestras de solidaridad del lado judío.

– ¿Se han tomado medidas después de este atentado, sabiendo que no es un hecho aislado?

Nosotros requerimos firmemente a las autoridades de las Fuerzas de Seguridad que se tomen en serio este delito y que se ocupen por fin de mejorar la situación de seguridad de esta zona, el Monte Sión. Ya en verano de 2013, cuando comenzaron estos actos, la Policía prometió instalar cámaras de vigilancia después de que resultaran dañados automóviles estacionados en las inmediaciones del monasterio y después de que se descubrieran las primeras pintadas con lemas de odio. Pero lo cierto es que hasta ahora no ha sucedido nada.

Por Raquel Martín. Artículo originalmente publicado por Alfa y Omega

Tags:
jerusalenoracióntestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.