Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 29 noviembre |
San Saturnino
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: Las tentaciones del cristiano, riqueza, vanidad y orgullo

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 14/02/16

“Con el demonio no se puede dialogar, salimos siempre perdiendo”, dijo en su homilía en Ecatepec, México.

“Hermanas y hermanos, metámonoslo en la cabeza, con el demonio no se dialoga, no se puede dialogar, porque nos va a ganar siempre. Solamente la fuerza de la palabra de Dios lo puede derrotar”, dijo el Papa Francisco al presidir la misa en Ecatepec, este domingo 14 de febrero.

En el marco del tercer día de su visita pastoral a México sostuvo: “Jesús no le contesta al demonio con ninguna palabra propia, sino que le contesta con las palabras de Dios, con las palabras de la Escritura”.

La misa del primer domingo de Cuaresma fue celebrada por el Pontífice en el Centro de Estudios Superiores de Ecatepec de Morelos, la ciudad representa una periferia moderna respecto a la vecina Ciudad de México (casi 9 millones de habitantes y en el conglomerado del Distrito Federal 21 millones de habitantes).

El Pontífice explicó que existen tres tentaciones del “padre de la mentira” que divide familias y divide a los hijos de Dios. Un mensaje dirigido también para las familias y laicos vinculados en la labor de la Iglesia presentes en la ceremonia.

“Tres tentaciones que buscan degradar y degradarnos”, agregó.

La riqueza

Una misa en pleno periodo de cuaresma, es decir, el periodo que va desde el Miércoles de Ceniza hasta el Domingo de Ramos (40 días).

En este sentido, el Papa denunció la tentación de la riqueza: “Adueñándonos de bienes que han sido dados para todos y utilizándolos tan sólo para mí o «para los míos».

Es tener el «pan» a base del sudor del otro, o hasta de su propia vida. Esa riqueza que es el pan con sabor a dolor, amargura, a sufrimiento. En una familia o en una sociedad corrupta es el pan que se le da de comer a los propios hijos”.

La vanidad

“La vanidad, esa búsqueda de prestigio en base a la descalificación continua y constante de los que «no son como uno». La búsqueda exacerbada de esos cinco minutos de fama que no perdona la «fama» de los demás, «haciendo leña del árbol caído», deja paso a la tercera tentación”.

El orgullo

“El orgullo, o sea, ponerse en un plano de superioridad del tipo que fuese, sintiendo que no se comparte la «común vida de los mortales», y que reza todos los días: «Gracias Señor porque no me has hecho como ellos»», sostuvo.

En sus palabras el énfasis de la preparación de los cristianos para celebrar la Pascua de Resurrección. “Tres tentaciones a las que el cristiano se enfrenta diariamente”, dijo.

Opción por Jesús y no por el diablo

Para vencer las tentaciones – expresó – hemos optado por Jesús y no por el demonio. “Jesús no responde al demonio con ninguna palabra propia, sino que le responde con las palabras de Dios”.

“Queremos seguir sus huellas (las de Jesús) pero sabemos que no es fácil. Sabemos lo que significa ser seducidos por el dinero, la fama y el poder».

Por tanto, instó a los fieles a la conversión con una sola certeza: «Él nos está esperando y quiere sanar nuestros corazones».

Fiesta del pueblo 

Antes de la ceremonia, el Papa recorrió 9 Kilómetros en papamóvil, la multitud repartida en las calles le saludó calurosamente en cada etapa.

Al final, el Papa les animó: “Tú eres mi Dios y en ti confío”. ¿Se animan a repetirlo juntos, tres veces?: “Tú eres mi Dios y en ti confío”.

Peregrinos pernotaron en calles aledañas desde anoche para seguir al Papa.

Francisco es el primer papa en visitar Ecatepec. Se trata de una de las municipalidades más pobladas del país (1658.806 de habitantes) después del Distrito Federal y de Iztapalapa.

El área campestre del Centro acoge hasta 400 mil personas.

Próxima cita con los niños del hospital infantil

El Pontífice esta mañana se trasladó en Helicóptero desde la Ciudad de México a Ecatepec (28 Km). El obispo, Oscar Roberto Domínguez Couttolenc, le recibió en el helipuerto. El Presidente de la Municipalidad de Ecatepec entregó al Papa las llaves de la Ciudad.

Después de la Misa, el Papa volvió en helicóptero a la Ciudad de México. En la Nunciatura almorzará y luego se dirigirá en la tarde al hospital pediátrico “Federico Gómez”, que atiende a 800 niños.

Tags:
cuaresmapapa francisco en México
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.