Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 08 diciembre |
La Inmaculada Concepción
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Entrevista entre Francisco y Kirill, las claves

Salvador Aragonés - publicado el 12/02/16

No se esperan grandes avances en cuanto a acercamiento entre la Iglesia de Moscú y la Iglesia de Roma, pero supone un grandísimo paso hacia adelante en la voluntad de cooperación

La entrevista programada entre el papa Francisco y Kirill, Patriarca Ortodoxo de Moscú y de todas las Rusias, el 12 de febrero en La Habana, tiene una gran importancia histórica, no solo religiosa, sino también política en términos de la paz. Es la primera vez en la historia que se entrevistará un Papa con el Patriarca Ortodoxo de Moscú, el cual tiene una gran influencia en la Iglesia Ortodoxa de Ucrania. El Cisma ortodoxo data del año 1054 protagonizado por Miguel Cerulario.

Las relaciones entre el Papa católico y el Patriarca de Moscú han sido tradicionalmente tensas. No solo en tiempos del comunismo, sino también en tiempos de los zares. La Iglesia Ortodoxa rusa ha querido ser la única iglesia cristiana en todo el imperio ruso. El Patriarcado Ortodoxo de Moscú ha querido así ser la Iglesia Nacional de aquel inmenso país que va desde el Báltico, hasta el Pacífico, hasta Vladivostok. Desde la caída del comunismo (1989), y alineándose Rusia entre los países democráticos, ésta no podía menos que reconocer una cierta libertad religiosa en igualdad de condiciones, como así lo pidió el papa san Juan Pablo II, para todas las religiones, incluida la Iglesia Católica.

El Papa polaco creó una iglesia metropolitana en Moscú, de rito latino con cuatro diócesis, a pesar de las críticas enfurecidas del Patriarca Alexis II, que veía en ello una “competencia” de los católicos con los ortodoxos, después de que algunos sacerdotes ortodoxos decidieran pasarse a la comunión con Roma. Era el año 2003. En Rusia existen cerca de 1,3 millones de católicos, la gran mayoría inmigrantes polacos, estonios, lituanos, alemanes, ucranianos, etc., que Juan Pablo II no quiso dejar sin atención espiritual y atender a aquellos fieles acogiéndose en el derecho fundamental de la libertad religiosa.

Los patriarcas ortodoxos eran nombrados con el beneplácito del Zar de turno, y en la época comunista eran nombrados directamente por el Kremlin, no solo los patriarcas, sino todos los nombramientos religiosos, pues nada se podía hacer al margen del Partido (PCUS). Así los patriarcas anteriores a Kirill, Alexis II, Pimen y Alexis I eran nombrados directamente por el régimen comunista de la Unión Soviética, quienes incluso fueron confidentes y agentes de la policía secreta comunista, la famosa NKVD y después la KGB, según se ha descubierto en los archivos de la KGB.

El gran dictador Iósif Stalin, que llevó a cabo una durísima persecución religiosa en la Unión Soviética, decretó la unificación de todas las iglesias de rito griego o bizantino en la única Iglesia que fue la ortodoxa, quedando eliminados los obispos y el clero católicos y requisados todos sus templos y propiedades, que pasaron a las iglesias ortodoxas.

El actual Presidente del Departamento de Relaciones Exteriores Eclesiásticas del Patriarcado de Moscú, el metropolita Hilarión de Volokolams, es el metropolita de confianza del Patriarca Kirill, y el gran mediador  para la celebración de la entrevista entre el Papa de Roma y el Patriarca de Moscú. Hilarión fue formado, al igual que el Patriarca Kirill, en el seminario y la Facultad de Teología de San Petersburgo (antes Leningrado). Así que los dos son en realidad discípulos del que fue gran metropolita de Leningrado, Nikodim Rotov, que murió a los pies del papa Juan Pablo I, en su primera audiencia en septiembre de 1978, a causa de un infarto. Nikodim, aun siendo defensor de la política exterior de Moscú y de la ortodoxia de Moscú, fue al mismo tiempo un gran defensor también del ecumenismo, tan deseado por los papas Pablo VI, Juan Pablo II, el papa emérito Benedicto XVI y el actual papa Francisco.

En el Vaticano, durante estos últimos años, se han ido estrechando las relaciones con las iglesias ortodoxas fuera del Patriarcado de Moscú, de modo particular los patriarcados de Bulgaria, Rumanía, de Constantinopla, de Atenas, etc.

Unos hechos muy dolorosos y recientes –y que será motivo de ser tratado entre el papa Francisco y el patriarca Kirill en La Habana- es la persecución violenta que sufren los cristianos en países del Oriente Medio, así como en otros lugares de Asia, a causa de la intolerancia religiosa y de no respetar en absoluto el derecho fundamental de toda persona a la libertad de pensar y creer en la religión que quiera.

En cuanto al tema de Ucrania, las diferencias entre el Papa de Roma y Kirill son importantes, ya que mientras el primero apoya al Arzobispado Mayor de Lvov, en su defensa de una Ucrania independiente de Moscú, el segundo sigue el criterio del Kremlin. Ambos pueden contribuir, sin embargo, a una pacificación del conflicto ucraniano, porque tanto el Patriarca como el Papa son partidarios de una solución negociada y pacífica del conflicto.

De esta entrevista, informan fuentes diplomáticas, no se esperan grandes avances en el terreno del acercamiento entre la Iglesia de Moscú y la Iglesia de Roma, pero supone un grandísimo paso hacia adelante la voluntad de cooperación de las dos iglesias tanto en el terreno religioso como de la paz en el mundo. La entrevista se celebra en un “terreno neutral”, en Cuba, país comunista, ayudado hasta 1990 por la Unión Soviética y ahora por la Rusia de Putin, y que ha abierto sus relaciones con los Estados Unidos, con la ayuda del papa Francisco. Es obvio decir que el Patriarca de Moscú defiende la política de Vladimir Putin en Siria y Oriente Medio, pero el Vaticano no defiende una política anti-Putin en aquella zona.

Tags:
dialogo interreligiosoortodoxospapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.