Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Francisco Javier
home iconEspiritualidad
line break icon

10 cosas para ayunar esta cuaresma en lugar de chocolate

Zoe Romanovsky - publicado el 12/02/16

Cambiar algunas prácticas usuales, pueden traerte nuevos frutos espirituales

El chocolate, las golosinas y los pasteles son los típicos objetos de nuestro sacrificio de Cuaresma, pero si cada año renunciamos a las mismas cosas, puede dar la sensación de rutina más que de sacrificio. El ayuno puede ser un gesto más significativo de abnegación por amor a Dios. Además, también nos ayuda a aumentar nuestro autocontrol y a profundizar en la valoración de los varios placeres, comodidades y lujos de nuestras vidas. Si quieres intentar algo un poco diferente este año, plantéate las siguientes alternativas:

1) Tiempo delante de una pantalla y de dispositivos electrónicos

La mayoría de nosotros siente cierto nivel de apego hacia nuestros gadgets y hacia el medio digital; la Cuaresma es la oportunidad perfecta para descansar y “ayunar” de ellos. Hay varias opciones: nada de televisión antes de dormir, nada de navegar sin rumbo por internet durante el día o nada de medios sociales hasta la Pascua. Incluso podrías considerar liberarte completamente de las pantallas durante todo el fin de semana o usar tu smartphone para comunicarte sólo cuando sea estrictamente necesario.

2) Habla negativa y críticas

Rara es la persona que no critica a los demás alguna vez o habla en cierto modo de forma negativa (una burla innecesaria, una provocación…). Ayunar de este tipo de comentarios es algo más fácil de decir que de hacer, pero es un poderoso acto de abnegación que puede cambiar tu vida para mejor.

3) Duchas calientes

Nada mejor que una buena ducha caliente para empezar la mañana, pero plantéate bajar la temperatura y someterte a duchas templadas o frías. Otra alternativa es establecer un tiempo límite y darte duchas cortas en vez de largas duchas de placer (por supuesto, será más fácil reducir el tiempo ¡si el agua está fría!). En febrero y marzo este sacrificio puede resultar especialmente duro. Pero no es por nada, Jesús murió en la cruz por ti. Ahí lo dejo.

4) Compras innecesarias

Muchas personas lo pasan realmente mal diciendo que no a la última novedad tecnológica, a un par de espléndidos zapatos o a pequeños detallitos como cafés gourmet y otros caprichos. Considera mantenerte alejado o alejada de las tiendas durante la Cuaresma. También puedes ir al siguiente nivel y, el dinero que ahorres, ofrécelo como limosna, así observarás otro de los pilares de la Cuaresma.

5) Comer entre comidas 

¿A quién no le gusta darse el gusto de algún pequeño bocadito durante el día? Los snacks son más difíciles de eliminar que las comidas en sí, porque son nuestros bocados de placer diarios: recurrimos a estas pequeñas comidas cuando estamos estresados, cansados o en momentos de relajación. Decir que no a este agradable hábito puede hacerte más consciente de tu dependencia de Dios. También te ayudará a perder algún kilo y a ahorrar en la compra. Por supuesto, esta no es la cuestión de fondo, pero un poco de motivación adicional no hace daño.

6) Música y radio

La Cuaresma nos invita al silencio y a escuchar la tranquila y discreta voz de Dios. Ayunar de nuestras listas de música habituales, de las tertulias de radio, los podcasts y los audiolibros son una forma de alcanzar esa quietud, sobre todo mientras estamos en el coche. Enfrentarse al silencio puede resultar incómodo, pero es ahí donde encontramos a Dios.

7) Atajos

Con los atajos me refiero a las cosas que hacemos por pereza o por pura conveniencia, como tomar el ascensor cuando podríamos ir por las escaleras, usar el coche para desplazarnos tres manzanas cuando podríamos ir andando, comprar comida preparada en vez de cocinarla nosotros mismos… Algunas comodidades son necesarias para que funcione bien el resto de nuestra vida, pero ¿a cuáles podrías renunciar para que suponga un sacrificio, para centrar tu mente en Dios y construir hábitos mejores?

8) Perfumes

Puede parecer extraño, pero los olores son un poderoso elemento de la vida moderna y somos más dependientes de ellos de lo que nos damos cuenta. Piensa en los ambientadores de las casas o del coche, los suavizantes de la ropa, las colonias, los desodorantes, las velas perfumadas y las lociones corporales. Para la Cuaresma, descarta unos cuantos o usa productos sin fragancia. Que quede claro que no es una invitación a descuidar tu higiene —no sería muy generoso con los demás, todo sea dicho—, pero negarte algunos de tus placeres olfativos puede ser un ejercicio interesante.

9) Arte

Muchas iglesias de Estados Unidos aún mantienen la costumbre de cubrir los crucifijos y las imágenes durante la Cuaresma, en especial durante el Triduo Pascual. Un beneficio de esta tradición es que ayuda a la fe a centrarse en lo esencial, además de ofrecer a la iglesia un carácter árido y austero. Piensa en hacer algo parecido en tu casa, cubriendo tus imágenes religiosas —sobre todo el Viernes Santo— o retirando algunos objetos decorativos o artísticos. Este acto te ayudará a reflexionar sobre un mundo sin belleza y te permitirá dar más valor a los placeres visuales de los que te sueles rodear.

10) De comida, prácticamente todo lo que te gusta

Renunciar al chocolate es de aficionados, eso es fácil. Nuestros hermanos y hermanas ortodoxos hacen ayunos de azúcar, alcohol y productos animales durante la Cuaresma. Eso significa que nada de mantequilla, nata o yogurt, ni nada que tenga azúcar (incluyendo ese vaso de vino con la cena). Ni ternera ni cerdo ni pollo. Si no quieras renunciar a todo lo que comes normalmente, puedes plantear el programa de comidas con una actitud cuaresmal: cocina comidas sencillas y abstente de platos o ingredientes que consideres más elaborados o festivos.

¡Que paséis una Cuaresma productiva!

Tags:
ayunocuaresma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.