Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¡Otra exposición bíblica en Santiago de Cuba!

© Padre Valentín Sanz- 2016 Conferencia de Obispos Catolicos de Cuba
Comparte

“Hemos venido de los Estados Unidos cerca de cincuenta personas, todas tenemos en común el amor y la certeza de la importancia de la Biblia para todos”

El pasado sábado 6 de febrero, en la catedral La Asunción de Nuestra Señora, de Santiago de Cuba, se inauguró la exposición la exposición La Biblia: el Camino de Dios en el Camino del hombre con un acto solemne presidido por Dionisio García Ibáñez, arzobispo de Santiago y por Steve Green, presidente de la Junta Directiva del Museo de la Biblia de Washington y Cary Summer, presidente ejecutivo de dicho museo.

A las 6 de la tarde comenzó la ceremonia en el interior de la catedral con un rezo bilingüe de Vísperas, pidiendo la gracia al Señor  para que su Palabra encuentre tierra fértil en el corazón de cuantos visiten la exposición y produzca frutos abundantes en los visitantes y en quienes trabajen en ella.

Wilfredo Pino Estévez, obispo de la diócesis vecina de Guantánamo-Baracoa, leyó a una carta enviada  por Giorgio Lingua, nuncio del Papa en Cuba.

Dionisio García, en sus palabras iniciales, agradeció al Museo de la Biblia, y a sus patrocinadores el maravilloso regalo que han hecho a la ciudad, y a todas las personas que en ella habitan al traer la exposición.

También dio las gracias  a todos los que a lo largo de varios meses han trabajado incansablemente para su realización. “Es muestra de perseverancia,  fe y de no tener miedo a las situaciones y circunstancias que se presentan. Lo importante es permanecer fieles”, manifestó el arzobispo.

“La Biblia es un texto básico para comprender la cultura e historia del mundo occidental del que formamos parte, es un libro inspirador que nos anima a buscar los valores más altos en la vida de los hombres. Su mayor mensaje es que nos muestra a Jesucristo como nuestro único Salvador”, expresó Dionisio.

Tampoco faltó de parte del prelado el agradecimiento a las autoridades de la provincia de Santiago de Cuba, por la ayuda y el apoyo recibidos para la realización de esta muestra, así como  a la Oficina del Conservador de la Ciudad y las Iglesias cristianas de distintas denominaciones que se han unido para trabajar y servir en la misma.

Por su parte Steve Green, presidente de la Junta Directiva del “Museo de la Biblia”, explicó en su alocución que hace seis años, cuando su familia comenzó a buscar y atesorar las piezas de la Biblia, vio la necesidad de un museo donde pudieran ser conocidas y apreciadas por todos.

Un museo que aún no tenía un espacio físico, pero que comenzó a peregrinar por el mundo. La primera exposición se realizó en Oklahoma, Estados Unidos, y luego en 2012 por primera vez fuera de los Estados Unidos, en la Ciudad del Vaticano.

También recordó que no es la primera vez que la exposición visita la isla. El viaje al Vaticano tuvo lugar cuando estaba próxima la visita del papa Benedicto de XVI a Cuba, y el Santo Padre les habló de la posibilidad de traerla a Cuba. Esto se cumplió en febrero del 2014 en la Catedral de La Habana.

“Hemos venido de los Estados Unidos cerca de cincuenta personas, todas tenemos en común el amor y la certeza de la importancia de la Biblia para todos”, concluyó.

Seguidamente, Cary Summer, presidente Ejecutivo del “Museo de la Biblia”, presentó la muestra y manifestó el deseo de que “esta sea oportunidad de encuentro de las personas con la Biblia y de que esta impacte en sus vidas, pues la Palabra cambia al hombre que se encuentra con ella”.

Summer aclaró que ninguna exposición busca promover el Museo de la Biblia, y en este caso, no tiene tampoco como fin promover la catedral,  porque “todo el honor y la gloria pertenece sólo a Dios y a su Palabra”.

También explicó que  en esta ocasión, la exposición ha sido concebida en dos partes. La primera presenta la historia y la validez de la Palabra, y la segunda cómo la Palabra ha llegado a todos los confines de la tierra.

Esta vez, dijo, se han sumado obras artísticas que presentan la Biblia y el amor de Dios hacia el hombre.

Valentín Sanz, quien tiene además una larga y brillante carrera como fotógrafo profesional, fue el encargado de dejar constancia fotográfica de la ocasión (la foto que acompaña esta noticia es una muestra de su labor).

El Padre Valentín comentó que a las ocho de la noche se presentó una gala cultural en el atrio de la catedral, en la que fueron presentándose las escenas bíblicas explicadas por una locutora, intercaladas con los cantos del coro (de autores clásicos y modernos) y las proyecciones en la fachada de la catedral.

Estuvieron presentes Álvaro Beyra y Emilio Aranguren, obispos de las diócesis orientales; pastores de diferentes Iglesias cristianas de la ciudad; una delegación de los Estados Unidos integrada por patrocinadores del Museo de la Biblia y sacerdotes, religiosas y laicos de distintas parroquias y comunidades de la arquidiócesis.

De parte del gobierno asistieron Lázaro Expósito, Primer Secretario del Comité provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC); Reynaldo Cedeño, presidente de la Asamblea provincial del Poder Popular; y Robert Noa, responsable de Asuntos Religiosos en el Comité provincial del PCC.

El acto culminó con la oración de Acción de Gracias, presidida por Ulises Agüero Prendes, obispo emérito de la Iglesia episcopal. Después los asistentes tuvieron la oportunidad de visitar la exposición, guiados por Norman C. Conrad, curador de la exhibición.

Con información de María C. López Campistrous y del P. Valentín Sannz C.M.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.