Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 19 septiembre |
San Jenaro
home iconActualidad
line break icon

¿Podría una película con judíos devotos, monjas y la Virgen María ganar un Oscar?

Greg Kandra - publicado el 09/02/16 - actualizado el 28/02/17

"Ave María" de Basil Khalil ofrece una perspicaz solución para el conflicto de Oriente Medio

Hay un corto poco conocido nominado a los Óscar que ha llamado la atención no sólo por su temática, sino también por su mensaje:

El cineasta Basil Khalil ha ideado una perspicaz solución para el conflicto de Oriente Medio, basándose en la premisa de que los judíos israelíes y los palestinos cooperarían si la cooperación fuera la única forma que tuvieran de zafarse los unos de los otros.

Khalil, nacido en Nazaret de un padre palestino y de una madre británica, ilustra este argumento en su film de 15 minutos, Ave Maria, que se encuentra entre los cinco finalistas en la categoría de Óscar al mejor cortometraje de acción real.

La escena de apertura presenta a una familia ortodoxa que conduce en dirección a su asentamiento en Cisjordania: un fornido y barbudo Moshe acompañado de su esposa, Rachel, y de su madre de lengua afilada, Esther.

Van con prisa por culpa de las demoras que Moshe achaca a la incontinencia de su madre, y el sabbat está a pocos minutos de dar comienzo.

Distraído, Moshe golpea de refilón una estatua de la Virgen María frente a un pequeño convento y la hace caer de su pedestal. Dentro del convento viven cinco monjas carmelitas, Hermanas de la Misericordia, que han hecho voto de silencio.

Desde el convento envían a una monja novicia a que investigue el accidente. Cuando regresa adentro, gesticulando nerviosa y agitadamente, rompe su voto de silencio para exclamar que “los judíos han violado a la Virgen”.

Mientras tanto, ya avanzada la noche del viernes, las monjas disponen de un antiguo teléfono a disco, pero nadie puede usarlo: Moshe no puede usar el teléfono porque quebrantaría las normas del sabbat y las monjas, por supuesto, no pueden pronunciar palabra.

Así que, con las monjas tratando de averiguar cómo deshacerse de sus indeseados huéspedes y con la familia judía desesperada por marcharse y llegar a casa, la antipatía se convierte en la madre del ingenio.

Tags:
cineoriente mediovirginidad

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
4
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.