Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Haití: Golpe de timón de último minuto salva, por el momento, las elecciones

HECTOR RETAMAL / AFP
Demonstrators of opposition political parties march during a protest against Haitian President Michel Martelly, in Port-au-Prince, on February 6, 2016.
Haitian politicians inked a last-minute agreement to install a transitional government, just hours before President Michel Martelly was scheduled to step down with no replacement in line. / AFP / HECTOR RETAMAL
Comparte

La sombra de la revuelta civil vuelve a acechar a la nación más pobre de América Latina

La nación más pobre de América Latina, la primera en lograr su independencia, Haití, no acaba de encontrarle la cuadratura al círculo de las elecciones.

Varias veces pospuestas, decenas de descalificaciones, violencia callejera y corrupción política han sido el caldo de cultivo para que el pequeño país caribeño esté, otra vez, cercano a una revuelta civil.

Los obispos católicos de ese país han desarrollado una intensa labor de llamado a la cordura y a la sensatez de los políticos, en un pueblo que todavía no tiene para cuándo recuperarse de la tragedia que significó el terremoto de hace seis años. Y pareciera ser que sus llamados cayeron, finalmente, en algo de tierra fértil.

En efecto, un convenio de último minuto, ha encontrado la salida para contener la posible revuelta callejera en Haití. Se trata de buscar un presidente de transición para que convoque a elecciones generales (ya no a una segunda-tercera vuelta) el próximo 24 de abril.

Reunidos en Puerto Príncipe, la capital del país caribeño, el acuerdo fue firmado por el presidente saliente Michel Martelly, y los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, Jocelerme Privert y Cholzer Chancy, respectivamente.

En el acuerdo –firmado el pasado 6 de febrero- se integra la designación de un presidente de transición que organice las nuevas elecciones, que parece evitar un vacío de poder en Haití.

Será la Asamblea Nacional la que elija al presidente interino para que luego proceda a preparar las elecciones para el 24 de abril.

La mecha se había encendido cuando el principal candidato de la oposición, Jude Celestin, renunció a presentarse a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales denunciando un “golpe de estado electoral”.

Celestin arrastró consigo la dimisión de consejeros electorales y avivó las protestas populares así como la resolución del Senado haitiano de posponer las elecciones.

Teoría del caos electoral

La última fase de la crisis política que padece Haití se inició el 25 de octubre del año pasado, cuando se efectuaron elecciones presidenciales, conjuntamente con elecciones locales y la segunda ronda de las legislativas que habían tenido lugar en el mes de agosto de 2015.

Las legislativas abrieron el camino a la protesta al detectarse irregularidades y cancelar los comicios en 22 distritos electorales.

Las elecciones presidenciales del 25 de octubre fueron caóticas: 58 candidatos a la presidencia (de 70 aspirantes a suceder a Martelly) y 900 mil delegados de mesas de los partidos políticos, apenas lograron que 25 por ciento de los electores haitianos acudiera a las urnas.

Ninguno ganó con más de 50 por ciento de los votos por lo que solamente quedaron Jovenel Moise, un joven empresario agrícola, con 32.8 por ciento, postulado por el partido del presidente saliente, Michel Martelly, el PHTK; y el segundo, Jude Célestin, un conocido ingeniero mecánico, graduado en Suiza, con el 25.2 por ciento, del partido LAPEH, quien en las elecciones anteriores del 2010 había recibido el apoyo del entonces presidente René Preval.

Pero Celestin encontró que los dados estaban cargados, no participó en la segunda vuelta y se generó una posposición más de los comicios.

Quizá el 24 de abril, Haití tenga presidente. Porque es ahora, no lo tiene. Como tampoco tiene primer ministro ni presidente del Consejo Electoral Provisional.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.