¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

EE.UU.: Dios esta con ellos, Dios no ha abandonado a Ciudad Juarez

Geraint Rowland-CC
Comparte

En exclusiva entrevista, Aleteia habló con el Obispo Mark Seitz, obispo de El Paso (Texas)

La visita del Papa Francisco a tierras mexicanas ha causado mucha alegría y esperanza al pueblo mexicano, una alegría que llega mas allá de sus fronteras. La visita de seis días a México concluye en Ciudad Juarez, Chihuahua, en el norte del país y que hace frontera con El Paso (Texas, EE.UU.). Dos naciones una fe, es el lema con el que estas ciudades hermanas esperan al Papa Francisco.

El Obispo Mark Seitz, Obispo de la Diócesis de El Paso nos habla acerca de esta visita papal:

“Estamos muy animados por la visita del Papa a nuestra tierra, algunas veces son sentimos alejados de todos,  de vez en cuando nos sentimos separados del resto del mundo aquí en el Paso  y Ciudad Juarez, pero nuestro Papa, el vicario de Cristo nos tiene en cuenta y va a visitarnos”.

Una visita que el Obispo Seitz cree ayudara a la sanación de Ciudad Juarez, ante la violencia que ha vivido durante varios años.

“Como saben, Ciudad Juarez ha pasado por un tiempo muy difícil, de mucha violencia, y están tratando de comenzar de nuevo, de recibir la sanación. Esto es lo que necesitan, necesitan saber que Dios no los ha olvidado a ellos. Y gracias a la presencia del Papa, pueden conocer y entender esta realidad más claro que antes. Dios esta con ellos, Dios no ha abandonado a Ciudad Juarez”.

La visita del Papa Francisco también servirá para abordar el tema de la inmigración, un problema que estas dos ciudades comparten.

“El Papa se va enfocar en la cuestión de la inmigración en su visita, y creo que ha escogido un lugar muy bueno para mostrar al mundo cómo podemos reaccionar a esta realidad. Nosotros decidimos no ver al inmigrante como una amenaza, sino como gente que debe recibir nuestra compasión. Vivimos tras la frontera no como dos mundos separados, sino como un gran comunidad.

Dependemos unos de otros, sabemos que nuestras familias están en los dos lados, la economía, la zona geográfica, todo dice que no somos diferentes mundos, sino en verdad una comunidad que vive en dos lados de una frontera de dos países. Esperamos que el mundo pueda ver cosas buenas, que podamos servir como  modelo

Una oportunidad para compartir como hermanos: Ciudad Juarez y El Paso trabajan juntos para recibir al Papa Francisco.

“Estamos trabajando duro, hemos tenido una colecta en nuestra Diócesis de El Paso para ayudar a nuestros hermanos de Ciudad Juarez, y ellos estas compartiendo muy generosamente con nosotros esta experiencia que van a tener. Por ejemplo vamos a distribuir boletos para la Misa en Ciudad Juarez aquí en nuestra Diócesis de El Paso.

Para todos los que no puedan ir a la misa en Ciudad Juarez, vamos a poder participar desde El Paso. El estadio de Sun Bowl sera el lugar en donde no solo podremos ver y participar en la Misa, sino también el Santo Padre y nuestros hermanos en Cuidad Juarez podrán vernos a nosotros. Vamos a experimentar de muchas maneras esta unión que vivimos”, finalizó el obispo Mark Seitz.

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.