Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 30 noviembre |
San Andrés Apóstol
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: ¡No le tengas miedo a la muerte, la vida no termina!

Vincenzo Pinto/AFP

Radio Vaticano - publicado el 04/02/16

Homilía hoy en Casa Santa Marta

La herencia más bella que podemos dejar a los demás es la fe: es lo que ha dicho el Papa en la Misa celebrada esta mañana en la Casa Santa Marta. En la homilía, invitó a no tener miedo a la muerte, porque el sendero de la vida continúa.

El pensamiento de la muerte ilumina la vida

La primera Lectura del día habla de la muerte del Rey David: “En todas las vidas hay un fin”, destaca el Papa, este “es un pensamiento que no nos gusta tanto”, “se cubre siempre” pero “es la realidad de todos los días”. Pensar en “el último paso” es “una luz que ilumina la vida”, “es una realidad que debemos tener siempre ante nosotros”.

“En una de las audiencias del miércoles entre los enfermos había una religiosa anciana, pero con una cara de paz, una mirada luminosa: ‘¿Cuántos años tiene usted, hermana?’. Y ella con una sonrisa: ’83, pero ya estoy terminando mi recorrido por esta vida, para comenzar el otro con el Señor, porque tengo un cáncer de páncreas’. Y así, con esta paz, aquella mujer vivió con intensidad su vida consagrada. No tenía miedo de la muerte: ‘Estoy terminando mi camino de vida, para comenzar el otro’. Es una paso. Estas cosas nos ayudan”.

La fe, la herencia más bella

David reinó en Israel 40 años: Pero también “cuarenta años pasan”, observa el Papa Francisco. Antes de morir, David exhorta a su hijo Salomón para que siga la Ley del Señor. Él, en vida, había pecado mucho, pero había aprendido a pedir perdón y la Iglesia lo llama el “Santo Rey David. Pecador, pero Santo”. Ahora, a punto de morir, deja al hijo “la herencia más bella y más grande que un hombre o una mujer pueda dejarle a sus hijos: le deja la fe”.

“Cuando se hace testamento la gente dice: ‘A este le dejo esto, al otro, aquello…” . Sí, está bien, pero la herencia más bella, la más grande que un hombre o una mujer pueda dejar a sus hijos es la fe. Y David recuerda las promesas de Dios, recuerda su propia fe en estas promesas y se las recuerda a su hijo. Dejar la fe en herencia. Cuando en la ceremonia del Bautismo damos, a los padres, la vela encendida, les estamos diciendo; ‘Consérvala, hazla crecer en tu hijo y en tu hija y déjasela como herencia’. Dejar la fe como herencia, esto es lo que nos enseña David, y muere así, sencillamente, como todos los hombres. Pero sabe bien que aconsejar a su hijo y cuál es la mejor herencia que le deja: no el reino, sino la fe”.

Dios es fiel, es Padre y no decepciona nunca

Nos hará bien, plantearnos una pregunta, concluye el Papa, “¿cuál es la herencia que yo dejo con mi vida?”: “¿Dejo la herencia de un hombre, una mujer de fe? ¿A los míos les dejo esta herencia? Pidamos al Señor dos cosas: no tener miedo de este último paso, como a hermanita de la audiencia del miércoles, ‘estoy terminando mi camino, comienzo otro’. No tener miedo. Y la segunda, que todos podamos dejar, con nuestra vida, como mejor herencia la fe, la fe en este Dios fiel, este Dios que está a nuestro lado siempre, este Dios que es Padre y que no decepciona nunca”.

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
OLD WOMAN, WRITING
Cerith Gardiner
Carta de una mujer de 107 años para luchar co...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.