Aleteia

24 horas más de Prison Break… o algo así

Comparte

Pocas novedades, y una apuesta sore seguro

Este mes de enero ha vuelto a la pequeña pantalla una serie clásica de los 90 como es “Expediente X” pero parece que es sólo la primera entrega de un revival que recupera algunos clásicos más recientes como son “Prison Break” y “24”. Tan recientes que casi no ha dado tiempo a que se desarrolle la nostalgia de su ausencia y su recuerdo.

En el caso de la serie que narraba inicialmente cómo un hermano tatuaba en su cuerpo los planos de la prisión en la que estaba encerrado su hermano a la espera de la pena de muerte para, tras cometer un delito no demasiado importante, acceder a la misma y tratar de fugarse juntos, sus emisiones en la cadena FOX (la misma que “Expediente X”) transcurrieron entre 2005 y 2009 con desigual fortuna.

Si bien la primera temporada resultó excelente y de muy recomendado visionado (incluyendo un final que habría quedado como espléndido broche para terminar ahí el relato) y la segunda (fuera ya de la prisión pero aún fugitivos) aún mantenía la tensión, en la tercera trataron de “recuperar la inocencia perdida” volviendo a meter a parte del reparto en otra prisión de la que el resto tenía que ayudarles a escapar (con los toques de originalidad de que esta vez algunos de los carceleros estaban presos) y a partir de ahí todo empezó a dejar de tener sentido.

Ahora parte del reparto original, especialmente los dos hermanos protagonistas, Wentworth Miller (el tatuado) y Dominic Purcell (el condenado a muerte) regresan junto al creador de la serie y los productores originales para ofrecer una miniserie cuya duración aún no se conoce pero que probablemente sea de 9 episodios.

Por otra parte una cierta revolución televisiva llegó en 2001 cuando “24” nos presentó a Jack Bauer (personaje convertido ya en un clásico de la pequeña pantalla por Kiefer Sutherland) en una sucesión de episodios que narraban una jornada en la vida del personaje con cada episodio exponiendo una hora en tiempo real (de ahí el título de la serie) recurriendo a elementos como el montaje en pantalla partida para mostrar lo que sucedía al mismo tiempo en dos (o más) lugares distintos.

En el caso de la continuación de esta serie (cuyo último episodio se emitió en 2010) se trata más bien de un reinicio con nuevo protagonista, un actor afroamericano cuya identidad aún no ha sido confirmada por la productora (también FOX). El título “24: legacy” (“24: legado”) alude a esta sucesión en el protagonismo y a diferencia de la anteriormente citada continuación de “Prison Break” en la que se ha confirmado que será toda una temporada, en el caso de esta nueva entrega del “universo 24” lo curioso es que será un episodio piloto lo que se grabará y emitirá.

Los episodios piloto vienen a ser una prueba de cuyo éxito depende si la serie continúa grabándose o no o incluso si se producen algunos cambios incluso en los propios actores protagonistas, que pueden variar en los siguientes capítulos sin dar mayor explicación sobre porqué un personaje tiene un aspecto en el primer episodio y otro aspecto en el resto de la serie.

Los productores de “24: legacy” explican que quieren que el personaje principal sea lo más diferente al anterior, el policía Jack Bauer, así que como punto de partida y más allá del cambio racial y de que sin duda será un actor más joven, el perfil que veremos será el de un militar que acaba de regresar a Estados Unidos tras combatir en el extranjero integrándose en una unidad antiterrorista, debiendo enfrentarse a sus propios problemas personales, adaptarse al cambio y, presumiblemente, a una trama criminal que pondrá en peligro la paz en el país y en el planeta. Sí, suena a una versión algo camuflada de “Homeland”.

Es decir, que poca novedad, pero quizá las apuestas sobre seguro se hacen por algo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.