Aleteia

¿Ir al cine en América Latina es accesible para todos?

Universo Produção-CC
Comparte

Una de las actividades que más adeptos tiene en la región

El cine es un invento “maravilloso” y que sobresale, al igual que otros medios de comunicación, por su capacidad de llegar a millones de personas, tal cual deja de manifiesto el decreto Inter Mirifica del Concilio Vaticano II.  

En este sentido,  es una de las actividades de  tiempo libre que más adeptos tiene en América Latina y otros continentes. Sin embargo, ¿alguna vez te preguntase cuánto te cuesta acudir a una sala en comparación con otros países de la región?

Según una investigación publicada por BBC Mundo sobre el precio de las entradas de cine en los países de América Latina (en dólares y en películas 2D), el país más caro es Chile.  En este país un espectador debería desembolsar cerca de  US$9,2 para ver una película.

En la otra punta está Cuba, con un valor de apenas U$S0,10 la entrada de cine. En este caso particular la oferta cinematográfica se basa casi exclusivamente en obras locales y latinoamericanas por lo que proviene de Hollywood es muy limitado.

En la lista de los países latinoamericanos con las entradas más caras prosiguen  Argentina (US$8,45), Belice (US$7,50) y Brasil (US$7).

Por otro lado, entre los más baratos están El Salvador (US$2,50), Costa Rica (US$2,94) y México (US$3,30), según confirma el informe.

Venezuela, una excepción

Ir al cine en Venezuela puede ser muy caro o muy barato al mismo tiempo porque todo depende del tipo de cambio que se tenga en cuenta. Así pues, un boleto puede costar 400 bolívares, algo que equivalente en dólares puede ir -en base a los sistemas cambiarios- de US$63,49 a US$30,76 (SICAD) o US$2,01 (SIMADI).

Poder adquisitivo

Para que esta comparación sea más completa y exacta no hay que dejar de lado el tema de los ingresos per cápita. Por ejemplo, si bien Chile es el país con la entrada más cara de la región, también es uno de los países con mayores ingresos per cápita, por lo que para un ciudadano de ese país representa menos costo.

Por otro lado, siguiendo esta lógica, el país donde cuesta más caro ir al cine es Haití ya que el precio es de US$4,36 y el ingreso promedio de US$842, lo que representa un 0.52% de la renta, prosigue el informe.

En este sentido, Puerto Rico y Costa Rica estarían entre los países donde cuesta menos ir al cine. Según la comparación per cápita quedará así: Costa Rica (US$10.415 / US$2,94) y Puerto Rico (US$28.681 / US$7).

“El resto de los países se mantiene en el medio de la tabla. En la mayoría de ellos un ciudadano deberá pagar en promedio el 0,06% de su salario para ir al cine”, culmina el informe.

El cine, una gran propuesta

Más allá del costo de una entrada según los diferentes países, el cine como actividad para el tiempo libre es una excelente propuesta.

Hoy en día la oferta cinematográfica es muy amplia y a veces seleccionar los mejores contenidos para ver se hace un tanto complicado.

Por otro lado, a lo largo de los últimos años el cine también ha sido un medio para difundir el cristianismo y los valores que emanan de él.

Ahora que sabes cuánto cuesta en los diferentes países de la región un boleto, ¿qué película elegirás para ver?

Desde Aleteia te podemos dar algunas pistas. Sigue los estrenos cada semana en Aleteia te invita al cine.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.