Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 30 noviembre |
San Andrés Apóstol
home iconEstilo de vida
line break icon

Enséñales a los niños el valor de las cosas, no el precio

A mente é maravilhosa - publicado el 27/01/16

Si no somos felices con lo que tenemos, tampoco lo seremos con lo que nos falta

Enseña a los niños a ser felices, no a ser ricos. Hazles saber que el valor de una persona no está en lo que esta tiene o deja de tener en el exterior, sino lo que tiene dentro. Enséñales a desarrollar buenas estrategias y habilidades que los ayuden a comprender quiénes son en el mundo.

Esa educación en valores y en emociones apoyará sus éxitos como personas y como sociedad. Así, si un niño sabe establecer límites y respetarse a sí mismo, sabrá hacer lo mismo con los demás.

Por eso, si queremos cosechar, tendremos que sembrar el campo e intentar evitar dar valor o protagonismo a algo sin hacer valer principios moralmente adecuados.

Para eso podemos aprovechar su desconocimiento y no dañar su inocencia; por ejemplo, para un niño que aún no comprende la administración del dinero, tiene más valor una pequeña moneda que una nota. ¿Por qué? Porque las monedas los divierten, pueden correr, pueden simular una compra, etc.

O sea, los niños son felices con todo aquello que les proporcione cariño, diversión y apoyo. Somos nosotros quienes les enseñamos que el valor está en el precio y no en las intenciones, en las posibilidades o en el cariño.

Como es evidente, generalmente hacemos eso sin querer, con el simple gesto de dar más importancia o relevancia a aquello que consideramos más importante, bonito o divertido.

En definitiva, el objetivo es que el niño comprenda que las personas son las que tienen el protagonismo de su vida, no sus pertenencias. Del mismo modo, ellos deberían entender que lo importante detrás de todo lo que intentan hacer es la intención y el esfuerzo.

Por lo tanto, para alcanzar todo eso, tenemos que lograr que entiendan lo que es el esfuerzo, lo que son la buenas intenciones.

Ser feliz tiene poco que ver con lo material

Es difícil no cometer errores por el camino cuando vivimos en un mundo que se mueve muy bien cuando se trata de dinero. Mientras tanto, partimos del principio de que todos nosostros queremos que nuestros niños sean felices.

Así, como la felicidad real se consigue con cariño, con experiencias compartidas, con amor y con comprensión, lo esencial es que ayudemos a nuestros hijos a dar todo de sí mismos para que comprendan que las recompensas están en su interior.

Te ofrecemos algunas ideas sencillas para estimular el aprendizaje desde pequeños del valor de las cosas:

1. Elaborar una caja de tesoros de la calle

Es muy importante que el niño tenga una caja con cosas que le llaman la atención de sus paseos por la calle, por el parque o el bosque. Es decir, la idea es que ellos puedan tener un lugar para guardar palos, piedras, piñas, hojas, flores que hayan llamado su atención y que les resultan atractivas.

En este sentido, esto les ayuda no sólo a nivel sensorial, sino también cognitivo. Ellos pueden hacer artesanía, construir cuentos o historias, inventar juegos. Son lujos al alcance de sus manos.

2. Cuando tengas que dar un regalo, que sea hecho a mano

Estamos tan acostumbrados a ir a la tienda para comprar lo que sea, que ya ni siquiera hacemos postales o tarjetas de cumpleaños. Los trabajos manuales nos ayudarán a acabar con ese vicio tan materialista, premiando siempre el esfuerzo de la gratitud y la felicidad de otros.

3. Personalizar nuestras cosas con un sello personal

Elaborando un sello personal lograremos que cada cosa sea única e insustituible. Es decir, cuando un juguete se rompe, lo que lo sustituirá no significará lo mismo.

Claves para enseñar el valor del esfuerzo

  • El niño debe “merecer” los premios. No es adecuado comprar por comprar (o dar por dar) simplemente porque los queremos, porque nos lo piden o porque les gusta aquello. Cada cosa debe adquirir un significado positivo, además de material.
  • Da ejemplo. Si los niños ven que te esfuerzas y que valoras lo que tienes, comprenderán que eso es algo positivo y lo asumirán más fácilmente.
  • Recompensa su esfuerzo: es decir, incentiva el empeño y da importancia a cada pequeño logro. En ese sentido, debemos enfatizar cada pequeña decisión a través de la cual ellos asumen el esfuerzo como vía para conseguir aquello que quieren.
  • Señala aquellas situaciones que sean más claras en ese sentido y hazlas diariamente. Es decir, simplifica los valores y colócalos como protagonistas siempre que puedas. Así, el niño podrá identificarse con ellos y eso los ayudará a trasladar los aprendizajes a ellos mismos.
  • Siempre es positivo incorporar cuentos e historias, pues son herramientas muy útiles a la hora de implementar valores. Ellos reflexionan y adaptan sus sentimientos a ellos mismos y al mundo real.

Acuérdate de que si no somos felices con lo que tenemos, tampoco lo seremos con lo que nos falta, pues el verdadero valor y la mejor recompensa está en aquello que pertenece a nuestra esencia y que se guarda en el armario de nuestro corazón.

Tags:
aprendizajefelicidadniñospaternidadvalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
OLD WOMAN, WRITING
Cerith Gardiner
Carta de una mujer de 107 años para luchar co...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.