Aleteia

El Islam avanza en América Latina

Comparte

El número de musulmanes en la región supera ya los seis millones

Según datos estadísticos aportadas por la Organización Islámica para América Latina, el número de musulmanes en el continente supera los seis millones, existiendo como simple ejemplo, en Argentina alrededor de 700.ooo y en el Brasil algo más de 1.500.000.

Estos datos confirman que América Latina no es ajena al avance del Islam en Occidente desde hace varios años.

Según una reseña aportada por esta organización, la llegada del Islam a la región se remonta al Descubrimiento de América por parte de los españoles en el siglo XV. “Los esclavos, traídos por los conquistadores desde el norte y oeste de África, introdujeron el Islam, asentándose en países como Brasil, Venezuela, Colombia, y algunas islas del Caribe”.

Según prosigue la reseña, la mayoría de estos esclavos eran musulmanes y estaban imposibilitados a practicar sus ritos y cultos religiosos con libertad.

Luego, si bien fueron desapareciendo los vestigios del Islam en América Latina, se retomó el arribo a estas tierras sobre el siglo XVI con las corrientes migratorias mayoritariamente provenientes de India y Paquistán.  Pero la llegada de musulmanes al continente tomó más fuerza entre los años 1850-1860, la mayoría de origen sirio y libanés.

En ese momento, se asentaron en países como Argentina, Brasil, Venezuela y Colombia.

En cambio, oriundos de Palestina se asentaron en Chile y Colombia.

Muchos de los musulmanes que llegaron a América Latina con el correr de los años se agruparon para crear entidades islámicas, centros, mezquitas, etcétera.

Actualmente, en todos los países de América Latina hay presencia musulmana. En muchos casos inmigrantes, pero en otros nativos conversos en los últimos años, lo que hace que la cifra exacta de musulmanes en la región no sea definitiva.

Susana Mangana, especialista en mundo árabe y directora de la Cátedra Permanente del Islam de la Universidad Católica del Uruguay (Ucudal), dijo en ocasión de la conferencia celebrada en Montevideo en 2014: “El mundo musulmán en ebullición. Claves para comprender el Islam actual”, lo siguiente:

“Tenemos presencia de comunidades árabes y musulmana en todo el continente americano desde Canadá, Estados Unidos con unos entre 6 y 8 millones de musulmanes algunos nacidos ahí y otros conversos. Y por supuesto en todo América Latina. Desde Perú mucho más que en Venezuela. Si van bajado hacia Perú, Iquique también en Argentina y en el Río de la Plata tenemos comunidades musulmanas. Vivimos en una aldea global y eso afecta el flujo de personas”.

¿Cuán compatible es América Latina con el Islam?

Gracias a la expansión del Islam en el Siglo XX, el Islam pudo tener oportunidad de crecimiento en la región, según afirma el investigador de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de Zulia (Venezuela) , Ernesto Andrade, en un trabajo denominado Posibilidades de crecimiento del islam en América Latina: oportunidades y dificultades”.

“Frente a las difíciles condiciones sociales de Latinoamérica, especialmente la desigualdad, la pobreza y el desempleo, el Islam se presenta como una religión llamativa a los latinoamericanos, debido a que ofrece nuevos paradigmas referidos a la economía y sociedad opuestos a los tradicionalmente seguidos”, afirma el investigador.

De todos modos, a pesar de la oportunidad de crecimiento, Andrade considera que también tiene dificultades, entre las que destaca el avance de la secularización de la sociedad latinoamericana debido a que el Islam exige la aplicación de sus preceptos religiosos en todas las esferas de la vida social.

En investigador concluyó América Latina no escapa al avance del Islam en el sentido demográfico en el mundo y que en los últimos años este crecimiento se dio de forma “lenta, pero progresiva”.

¿Temor a radicalismo musulmán en la región?

En el año 1994 un coche bomba impactó contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires, siendo el régimen iraní el principal acusado por la justicia de ese país. Este hecho impactó a América Latina en su conjunto porque de alguna manera significó la primera alerta del terrorismo islámico en el continente. Por otro lado, el creciente vínculo entre narcotraficantes y encargados de reclutar a miembros para el yihadismo es también algo preocupante.

En cuanto a los grupos que apelan a una visión radical del Islam para conseguir adeptos Mangana afirmó: “Desde América Latina tenemos que pensar que si bien estamos lejos de la costa atlántica africana, para el mal siempre se asociación las cabezas. Tenemos que estar vigilantes a esos vasos comunicantes entre narcotraficantes de Colombia, México, y de muchos otros países con esos grupos violentos que normalmente se apoyan porque entre sí porque unos necesitan introducir su droga en Europa y otros GPS, armas ligeras, vehículos”.

La triple frontera, lugar fértil para musulmanes

El espacio geográfico donde se conjugan los límites y las fronteras entre Argentina, Brasil y Paraguay se denomina Triple Frontera y es uno de los lugares de la región con fuerte presencia de musulmanes.

Por otro lado, al ser una lugar que se caracteriza por ser multicultural con varias actividades que dan pie al contrabando, a droga, el intercambio de armas, etcétera, estuvo en los últimos años bajo “sospecha” de ser refugio de grupos terroristas islámicos.

Si bien nunca se pudo comprobar oficialmente esta sospecha, varios inmigrantes provenientes de Libia y Siria se vieron manchados por estas acusaciones y algunos incluso acusados de apoyar económicamente a algunas entidades como Hezbollah, entre otros.

Actividades, eventos y difusión de la cultura

Más allá de sospechas y acusaciones hacia musulmanes que viven en la región sobre su vínculo con el terrorismo islámico, la mayoría vive otra realidad  lo único que procura es seguir viviendo en paz y compartir sus creencias, además de darle difusión a la cultura.

Tal es el caso de varias entidades musulmanas en América Latina, entre ellas la Organización Islámica para América Latina y el Caribe que entre sus objetivos se encuentra, entre otras cosas,  coordinar a las entidades de la región, organizar actividades, promover temas de interés de la comunidad  musulmana frente a los desafíos actuales, además de difundir los valores éticos del Islam.

Para profundizar más sobre el Islam te invitamos a visitar nuestro especial.
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.