Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

La niña que ofreció su vida por su madre

Esteban Pittaro - publicado el 22/01/16

La inspiradora historia de la beata Laura Vicuña y su gran amor hasta entregar su vida

Argentina y Chile especialmente, aunque con una fama de santidad que se extiende cada vez más en todo el mundo, celebran el 22 de enero a la beata Laura Vicuña.

En sus santuarios en Chile en Santiago y en la Argentina en Junín de los Andes, pero además en capillas y parroquias en estos dos países se recuerda hoy a esta joven que, como dijo un obispo mexicano, “demuestra que es posible vivir la libertad del amor sin dejarnos encadenar por odios ni rencores”.

Sueños de niña

Laura Vicuña nació en Santiago, Chile, el 5 de abril de 1891. Tras la muerte de su padre, su madre Mercedes emigra con ella y su otra hija Julia a la Argentina en 1900.

En la ciudad de Junín de los Andes Laura ingresa al colegio internado de las Hermanas Salesianas de María Auxiliadora, donde sueña con ser religiosa.

LAURA VICUNA
Fair Use

Su madre se une en unión libre con Manuel Mora, unión que Laura, advierte en el colegio, no era agradable a los ojos de Dios.

Víctima de violencia doméstica

Mora, violento con su madre y con ella en las visitas, intentó seducir a la joven Laura quien crecía en amor de Dios y llegó a hacer una promesa:

Señor, que yo sufra todo lo que a Ti te parezca bien, pero que mi madre se convierta y se salve”.
LAURA VICUNA; YOUNG SAINT
Public domain

Una severa golpiza de Mora ante las insistencias cristianas de Laura deja a la niña en la calle, pero fue acogida por las Hermanas.




Te puede interesar:
Políticos argentinos piden que Laura Vicuña sea declarada Santa

Entregada a los demás

En el colegio, por ayudar a la intemperie a las más pequeñas que ella durante una inundación en el colegio en pleno invierno, cae enferma y agoniza. Antes de morir, alcanza a contarle a su madre su promesa a Dios por ella.

Mamá, desde hace dos años ofrecí mi vida a Dios en sacrificio para obtener que tu no vivas más en unión libre. Que te separes de ese hombre y vivas santamente”.

Conmovida la Madre abraza a Laura e inicia otro camino. Laura muere el 22 de enero de 1904.

Laura y la Virgen María

Hay muchas conmovedoras imágenes de Laura Vicuña, pero una especialmente representa la entrega solícita de Laura a la voluntad de Cristo a través de María Auxiliadora.

Se trata de una imagen en el santuario de Junín de los Andes, templo erigido donde se ubicaba el colegio antiguo al que asistió la beata, en la que se se abrazan la Madre de Dios y Laura.

Esta, más pequeña, mira con especial devoción y amor a María, mientras se alza en puntas de pie para estar más cerca de su corazón.


URUGUAY

Te puede interesar:
María, la que auxilia a los americanos

Un amor capaz de dar la vida

“Laura comprendió que al amor busca hacer el bien, y lo hizo. Es esta clase de amor, capaz de dar vida”, escribió el obispo auxiliar de Puebla y Secretario General del Episcopado Mexicano Eugenio Lira Rugarcía, en un artículo publicado en el diario mexicano La Razón titulado Misericordia, no sólo de palabra.

Tags:
niñasantoralsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.