Aleteia

Jubileo de la Misericordia: en Roma, un «río tranquilo» de peregrinos

Comparte

A pesar del clima de tensión por los atentados de París, el Año Santo está transcurriendo con normalidad: ya más de un millón de personas ha ganado el jubileo

En un mes, y a pesar del clima de miedo después de los atentados en París, más de un millón de personas han visitado la capital italiana. «1.025.000 para ser más precisos, y el número de visitantes sigue aumentando», señala Monseñor Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la nueva evangelización, en relación a una primera evaluación del jubileo un mes después de su inicio oficial, el pasado 8 de diciembre en San Pedro.

Prometedora afluencia

«La capital ha reaccionado bien a los días de alerta máxima, los ciudadanos no se han quedado enclaustrados en sus casas», son las palabras de regocijo de las autoridades civiles. Reconocen que, debido a una «cierta tensión de seguridad» ligada a los ataques de París, se ha producido una disminución significativa en el número de peregrinos, pero después de la Navidad la afluencia se ha incrementado visiblemente.

La primera oleada de peregrinos se extendió como «un río largo y tranquilo» para participar en la apertura de las Puertas Santas de Roma, según informa el SIR, la agencia italiana de información religiosa: San Pedro (8 de diciembre), San Juan de Letrán (13 de diciembre), Santa María la Mayor (1 de enero), el Santuario del Divino Amor (6 de enero), y dentro de poco la Basílica de San Pablo Extramuros (25 de enero).

Más de 5.000 migrantes fueron invitados a rezar junto al Papa Francisco después de atravesar la Puerta Santa de la basílica de San Pedro, con ocasión de la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado, el 17 de enero. Según un recuento final recogido en la web oficial del jubileo, hay cientos de millones de fieles por todo el mundo que ya han franqueado el umbral de la Puerta Santa de una catedral, como la de Bangui, capital de la República Centroafricana, que cruzó el mismísimo Papa con una semana de antelación (el 30 de noviembre).

A la pregunta sobre si el jubileo se mantendría o no tras los atentados de París, el cardenal secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, respondió en su momento: «Su finalidad ha salido reforzada, (…) es el momento adecuado para lanzar la ofensiva de la misericordia». «El Papa desea que el jubileo sirva para que las personas se reúnan, se entiendan y superen el odio».

Lo que no hay que perderse

El Miércoles de Ceniza, San Pedro dará inicio oficialmente al mandato de 800 «misioneros de la Misericordia». En esta ocasión, los restos mortales de San Pío de Pietrelcina (Padre Pío) y de San Leopoldo Mandic, dos grandes santos reconocidos por todos como excelentes ejemplos de una vida de misericordia, serán expuestos en Roma del 3 al 11 de febrero.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.