Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 08 marzo |
San Juan de Dios
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Cómo puedo contribuir al bien de mi país?

Familia Cristiana - publicado el 18/01/16

No se puede responsabilizar sólo a los políticos si las cosas van mal: ¿qué puede hacer cada uno, en el lugar donde está?

Fuera de que hayamos votado o no al gobierno de turno es seguro que se abren otras posibilidades diferentes a las conocidas. Hay un nuevo proyecto de país. Más allá de esto queda por ver cómo asumimos nuestra función de ciudadanos que no termina en un acto electoral, ni mucho menos.

La crítica es positiva. Que los ciudadanos ejerzan su derecho a réplica es uno de los mejores símbolos de vivir en democracia. Pero la crítica porque sí también puede resultar demoledora. Opinemos, intercambiemos puntos de vista pero también acordemos, consensuemos. Si no nos gana la parálisis.

Si la patria somos todos, a todos y cada uno nos compete hacernos cargo de la responsabilidad que nos corresponde. Para que las cosas mejoren y nos vayan bien es importante preguntarnos qué hacemos desde nuestro lugar, revisar las actitudes propias antes de juzgar la de los otros. Seguro que cambiar actitudes es difícil, pero no imposible. Si no lo creeríamos así no intentaríamos nada, no tendríamos hijos, no educaríamos, total para qué.

“Si queremos ser un país que salga adelante hay que unirse en las líneas fundamentales, en las políticas de estado… es necesario trabajar juntos donde cada uno mantendrá sus doctrinas políticas. Si nos peleamos, sufren los más pobres. Hemos probado mucho tiempo la división y no da resultados porque las soluciones de fondo no se consiguen”, reflexionó el arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari.

No nos confundamos, el problema no es político ni económico, éste es sólo una manifestación evidente de nuestro problema. El verdadero problema es moral y es desde ahí donde tiene que venir el reconocimiento y la aceptación del cambio que debemos impulsar, es decir, la reparación del desorden y la construcción de mejores perspectivas. La moral, el cumplimiento del bien, es la verdadera oposición, y solo el bien puede preparar el impulso hacia lo mejor. Solo se puede construir construyendo, no destruyendo. Cimentar una democracia más sólida implica comprometerse.

La Madre Teresa no quiso poder pero sus obras se lo otorgaron. Cuando un periodista le dice: “Madre, por más que Ud. ayude cuando muera seguirá habiendo pobres y moribundos. Su obra es como una gota en el mar”, “No lo dudo- contestó- pero si a Ud. también le interesa ayudar, y a su esposa y a sus hijos, entonces ya seríamos varias gotas. ¿No cree?”. Más que convincente. Esta actitud exige solidaridad entre aquellos que trabajan en la misma obra y están expuestos a los mismos riesgos y por eso, están dispuestos sin más a ayudarse y a unirse para realizar las tareas necesarias.

Más allá de la actuación de los gobernantes cada uno construye desde su lugar: como trabajador, empleado, estudiante, docente, religiosos, madre o padre. Cada uno haciendo lo mejor que puede, aprendiendo a hacerlo mejor que antes, intentando proyectar la patria hacia un futuro cada vez más inclusivo. Hacerlo por uno y por los que tenemos detrás de nosotros. Aunque no veamos la cosecha, sembramos con la mejor semilla que tengamos dentro.

La patria va más allá de un gobierno o de un partido político. Estos van y vienen. La cuestión es intentar construirla sobre roca y no sobre arenas movedizas. Es decir, de sentirse protagonistas de los cambios y arriesgar una cuota de valentía que significa reconocer los miedos pero ser capaz de traspasarlos.

Extracto de un artículo de Cecilia Barone originalmente publicado por Familia Cristiana

Tags:
argentinapolítica
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
6
Aleteia Team
¿Sabías que la Iglesia católica está constituida por 24 Iglesias ...
7
BLESSED CHILD
Philip Kosloski
Pide la protección de Dios sobre tus hijos con esta oración de la...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.