Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 01 diciembre |
San Nahún
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Conoces las propiedades curativas del laurel?

Catalunya Cristiana - publicado el 11/01/16

Los frailes capuchinos sí, y comparten contigo los conocimientos que han acumulado durante siglos

El laurel (lat., Laurus nobilis) es un arbusto muy común en toda Europa. En el bosquecillo del «Desierto de Sarrià» de Barcelona, España (donde residimos los capuchinos desde 1578 hasta la exclaustración de 1835) había algunos laureles notablemente frondosos y de hojas olorosas muy medicinales con propiedades diuréticas y sudoríficas.

El laurel se utiliza en gastronomía no solo para aromatizar los guisados y las conservas, sino también como tónico estomacal y contraveneno.

Las pequeñas olivas del laurel hembra, pasadas por el mortero, dan un aceite muy eficaz para las friegas a contrapiel en los dolores reumáticos y, sobre todo, para curar el mal de oído.

Esta planta es mencionada en la medicina práctica del célebre formulario Astier, donde se presenta el laurel como un poderoso diurético y, también, en el de Bouchardat, donde encontramos una fórmula para elaborar una pomada de laurel con manteca de cerdo para curar los dolores reumáticos, ya que de los frutos —»olivas»— del laurel se extrae una especie de manteca que se utiliza en las unturas contra la parálisis y los dolores de carácter reumático.

Los frailes capuchinos han utilizado con eficacia el laurel como contraveneno y también en remedios de gran aceptación popular como, por ejemplo, esta receta para limpiar las heridas y ulceraciones que fue elaborada por los capuchinos del convento barcelonés de Santa Madrona (situado donde está hoy en día la plaza Real) donde había, hasta el año 1835, una famosa farmacia conventual que rivalizó con las del gremio de la ciudad.

Sobre el laurel escribieron los frailes que es un «árbol bien conocido, que produce unos frutillos negros que se recogen para el uso de las boticas. Sus hojas son excelentes para los condimentos, y en infusión son utilísimas para lavar las llagas, en las enfermedades nerviosas.

El aceite extraído de sus bayas sirve para curar las úlceras malignas y es un excitante para la piel.

Con las hojas frescas también se prepara una pomada para curar las ulceraciones, y para las obstrucciones del hígado es buena la corteza del laurel bebida con vino.

Las hojas tiernas de laurel, machacadas, son excelentes contra las mordeduras de animales venenosos« (T.A., Recetario, s. f.).

Los frailes capuchinos mostraron un especial interés en el cultivo del laurel y afirmaron que es una planta que no necesita demasiada atención hortícola, pero que hay que sembrarlo durante el mes de marzo en una tierra bien purgada y estiercolada «poniendo cuatro olivas en un hoyo un pie de hondo, y al cabo del año se puede trasplantar. Ama la buena tierra bien purgada y llena de sales. Cada oliva se pone a la distancia de cuatro dedos. Como las olivas de laurel tardan mucho en estallar, será bueno ponerlas antes en remojo, hasta que estén bien infladas» (BHC, Lo jardiner florista, II-117).

De este aceite de laurel habló de manera muy elogiosa en el año 1592 el célebre estudioso de la farmacia fray Antoni Castell, monje de Montserrat, quien manifestó que era muy útil para los apotecarios:

«El olio laurino es tan barato que por esto no se sophistica por la gran abundancia que hay de bayas. Este olio, como muchos otros, no se deve preparar si no es al tiempo de la necessidad» (Theórica y práctica de boticarios, ff. 249-250).

Por Fray Valentí Serra de Manresa, archivero de los capuchinos
Artículo publicado originalmente en el número del 3 de enero de Catalunya Cristiana

Tags:
alimentaciónreligiosossalud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.