Aleteia

¿Es recomendable ver películas o series TV basadas en la Biblia?

Comparte

¿Hasta qué punto son fiables para conocer la Historia Sagrada?

En mi país (Chile) se transmite por la señal del canal estatal de televisión TVN (Televisión Nacional) la serie Moisés y los 10 Mandamientos y José de Egipto. ¿Qué tan bíblicas y creíbles son estas series? ¿Cuál es la recomendación para los católicos? ¿Es bueno verlas? (Pregunta a Catolicismo para Dummies)

En principio, sentarse a ver una película de tema bíblico como por ejemplo la clásica Los diez mandamientos dirigida por Cecil B. DeMille o la más moderna, de animación, El príncipe de Egipto, es una oportunidad para entrar y profundizar en la historia sagrada.

Las películas, como podrían ser los libros o las representaciones teatrales, nos muestran una visión particular que nos hace reflexionar, sentir, en principio nos enriquece.

Claro que películas de temática bíblica las hay de muchos tipos, y siempre es necesario seleccionarlas y verlas con criterio. Por ejemplo, la película Noah de Darren Aronofsky (2014) no es una película fiable para conocer la figura de Noé, pues reescribe totalmente la Historia Sagrada hasta el punto de que no tiene nada que ver con ella.

Para enfrentar el visionado de una serie o película de tema bíblico, hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

El cine no sustituye a la Biblia. No cumple la misma función, ni se le puede pedir que lo haga. Son historias basadas en la Biblia, no la Biblia misma. Su misión es entretener y formar, no ser un recurso para la oración o la liturgia.

Conocer la Biblia de primera mano, antes de verla en cine, ya ayuda a formar el criterio sobre si la película o la serie está bien hecha o no. Así que antes de ver una película o serie bíblica, el mejor ejercicio es leer el pasaje bíblico en el que se basa.

El cine tiene su propio lenguaje: el lenguaje cinematográfico es mucho más intenso y dramático, se basa más en la imagen y la música que en la palabra, y transmite emociones más que conceptos. Sus técnicas y recursos narrativos no son los de el texto escrito, ni pueden serlo. Necesariamente omitirá partes que no sea posible adaptar o contar visualmente, y desarrollará otras con mayor potencial dramático.

Para valorar la fiabilidad o no de una serie, ayudará ver quién la ha producido, con qué intención, y quienes son los guionistas y supervisores. Normalmente, una buena serie de TV sobre la Biblia ha sido supervisada por teólogos y expertos, católicos y/o protestantes, para asegurar una buena documentación histórica y exegética. Es el caso, por ejemplo, de la serie sobre la Biblia producida por LUX VIDE en colaboración con la RAI (televisión pública italiana), en los años 90.

– No obstante, el cine y las series TV, al utilizar un lenguaje visual más atractivo para niños y adolescentes, pueden ser una buena herramienta para mejorar la cultura bíblica y el gusto por la Historia Sagrada.

En resumen: el cine (todo tipo de cine, pero sobre todo el que trata cuestiones de religión) hay que verlo con criterio. No se puede ver cine sin informarse antes de lo que uno ve, aceptando acríticamente cualquier cosa como si fuera buena.

Por otro lado, Aleteia tiene una sección de cine en la que se comentan los últimos estrenos de cine y se dan criterios para verlos. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.