Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Francisco Javier
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Por qué a María le llaman "Madre de misericordia"?

© Waiting for the world

Oleada Joven - publicado el 28/12/15

Descubre el origen de uno de los títulos que se dan a la Virgen María

El amor maternal de la Virgen María se hace cercano a los humildes, y a los pobres, a quienes necesitan de la misericordia de su Hijo. El camino que hace María para encontrarse con Isabel, es el mismo recorrido que emprende para encontrarse con nosotros, por ello nos preguntamos: ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?

No debe causar sorpresa su presencia maternal, nos debe llamar la atención la actitud ante el testimonio de la Madre de la Misericordia que en espera del nacimiento del Salvador ya asume su desempeño misionero y va en camino para compartir la alegría de Dios.

Las palabras de Isabel dan testimonio de María como Madre de Misericordia: “¡Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. ¡Dichosa tú que has creído!, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá” (Lucas 1, 42-45).

(…)La Madre Misericordiosa ya asumiendo la voluntad de Dios hace el camino de la misericordia y comienza a transmitir este amor del Padre que nos concede con el nacimiento de Cristo.

El Papa Francisco también nos ha hablado de la misión de la Virgen como Madre de la Misericordia, decía: “Ella ha experimentado la misericordia divina, y ha acogido en su seno la fuente misma de esta misericordia: Jesucristo. Ella, que ha vivido siempre íntimamente unida a su Hijo, sabe mejor que nadie lo que Él quiere: que todos los hombres se salven, que a ninguna persona le falte nunca la ternura y el consuelo de Dios. Que María, Madre de Misericordia, nos ayude a entender cuánto nos quiere Dios” (Homilía 12-XII-2015).

Ante una Madre que ama y nos lleva a su Hijo Jesucristo, debemos asumir que también somos amados por Dios que quiere hacernos vivir la alegría de la misericordia en el camino que hace como María para encontrarme con los demás, dando testimonio del evangelio de la Misericordia.

Padre Johan Pacheco

Artículo originalmente publicado por Oleada Joven

Tags:
virgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.