Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Francisco Javier
home iconEstilo de vida
line break icon

Crisis de pareja: Cuando ella hace de "mamá" de él

Flickr/JD Hancock/Creative Commons

Gelsomino del Guercio - publicado el 23/12/15

Descubre qué es el síndrome de la mujer-madre

¿Existe un “síndrome de mujer-madre”? ¿Cómo se reconoce y que “síntomas” presenta? Nos lo explica Giacomo Dacquino en “Guarire l’amore. Strategie di speranza per la famiglia di oggi” (Curar el amor. Estrategias de esperanza para la familia de hoy, Edizioni San Paolo) que explica cómo “sufren” por ello muchos maridos y muchas mujeres.

Según los datos del Istat, en 2011, explica Dacquino, hubo en Italia más de 4.000 matrimonios con mujeres bastante más ancianas que los maridos. También en las parejas de hecho, el 25 % de los hombres es mucho más joven que sus compañeras. En estas uniones, desequilibradas en cuanto a fechas, es probable que los hombres busquen inconscientemente la característica más femenina, la materna, y las mujeres sean atraídas por un compañero-hijo. (N.d.e. El autor se refiere a casos en que la diferencia de edad es notoria. Pero la edad es sólo un indicio de este trastorno, no necesariamente está ligado a él)

Hombre poco viril

El marido afectado por el “síndrome de la mujer-madre” ama de forma posesiva a la mujer-madre, pues, sostiene el autor, depende de ella y tiene necesidad vital de ella, mientras que el adulto maduro psicológicamente posee una cierta autonomía de su cónyuge.

Su dependencia es consecuencia de una inmadurez relacional con la mujer, que le deriva de una educación equivocada: ha sido demasiado y durante demasiado tiempo mimado por la madre, y se ve reducido a ser un varón “castrado”, no un líder con valor viril sino un reprimido, hasta reducirse a gregario pasivo.

Problemas en la infancia

La psique del marido-hijo se complementa con la de la mujer-madre, una mujer que, aunque esté casada, sigue siendo antes mamá que esposa, independientemente de la presencia o no de los hijos. Más que interesada en la procreación o en la crianza de la prole, tiende a tratar al cónyuge como a un niño, protegiéndolo a toda cosa, sofocándolo, quitándole toda iniciativa y responsabilidad.

A menudo es una mujer que de pequeña ha vivido en su propia piel el desacuerdo o el divorcio de los padres y, habiendo perdido la confianza en ellos, se jactan de haber aprendido, desde la infancia, a “contar solo consigo misma”.

Profunda inseguridad

Esta actitud, aparentemente muestra de un “yo” fuerte, en realidad enmascara una profunda inseguridad. Se trata de una ilusión defensiva, conectada con una omnipotencia infantil nunca superada.

Sin embargo, la mujer que encuentra con un marido-hijo o con un compañero “niño” dependiente, está destinada a una vida de pareja muy difícil, pues el partner pretenderá una “mamá” siempre disponible, también sexualmente, y no comprenderá porqué esta exija un hombre con el que compartir los problemas familiares y la educación de los hijos.

Inevitablemente, observa Dacquino, la mujer deberá asumir papeles que no le competen, y se transformará poco a poco en una persona constantemente estresada y agresiva, que pierde la estima o, peor, el amor hacia esa pareja inepta.

La crisis de pareja

La relación con el partner se irá comprometiendo inevitablemente. Ciertas crisis de pareja se resuelven buscando las soluciones en el pasado, aclarando las relaciones anteriores de cada uno con sus padres.

Por ejemplo, en el caso del marido que ha sustituido a la “mujer-amante” por la “mujer-madre” o la “mujer-hermana mayor” vividas en una simbiosis dependiente, es necesario ayudar a crecer al niño que necesita una compañera-mamá, a la que no consigue renunciar y que quiere siempre a su lado.

Es necesaria, concluye el autor, una nueva educación a través de una psicoterapia de pareja que “libere” al marido-hijo del sometimiento femenino, enseñándole a vivir sin su mamá, no sólo la biológica, e impida a la mujer-madre que siga influyendo negativamente en la personalidad del cónyuge.

Tags:
matrimoniopsicología positiva
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.