¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Oh Tannenbaum, el bello árbol de Navidad

Comparte

Oh Tannenbaum es un villancico alemán del siglo XVI que rinde honor al abeto, un árbol que siempre se mantiene firme y bello, tanto en el invierno más crudo como en el verano más cálido. Una bella analogía que poner en práctica: ante las dificultades de la vida o las alegrías siempre mirar hacia el pesebre donde ha nacido el niño que salvará al mundo y que jamás se rindió frente a ninguna dificultad o desasosiego.

Oh abeto, oh abeto,
Que verdes son tus hojas.
Oh abeto, oh abeto,
que fieles son tus hojas

Tú no estás verde solo en verano,
sino también en invierno cuando nieva.
Oh abeto, oh abeto,
que fieles son tus hojas.

Oh abeto, oh abeto,
tú me gustas mucho
oh abeto, oh abeto,
tú me gustas mucho

Cuántas veces en invierno ya
un árbol como tú nos ha alegrado.
Oh abeto, oh abeto,
tú me gustas mucho.

Oh abeto, oh abeto,
tu vestido me quiere enseñar algo
oh abeto, oh abeto,
tu vestido me quiere enseñar algo

La esperanza y constancia
siempre nos da consuelo y fuerza.
Oh abeto, oh abeto,
tu vestido me quiere enseñar algo
tu vestido me quiere enseñar algo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.