Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 01 agosto |
San Ignacio de Loyola
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Cómo ser renovado en el Espíritu Santo?

George Martell/Pilot Media CC

Editora Cléofas - publicado el 20/12/15

4 pasos

Los católicos recibimos el Espíritu Santo en el Bautismo y la Confirmación. Pero muchas veces Él queda asfixiado en nosotros a causa de nuestros pecados, la vida tibia, la falta de oración, de trabajo apostólico, etc.

San Pablo dice que “el que no tiene el Espíritu de Cristo, no le pertenece” (Rm 8,9). Entonces, necesitamos ser renovados en el Espíritu Santo, ser “bautizados” en él.

No es un nuevo Bautismo ni una nueva Confirmación, sino dejar que el Espíritu Santo – que ya está en nosotros– cuide de nosotros, de nuestro actuar, de nuestros pensamientos y nuestras palabras.

1. En primer lugar es necesario purificarse.

DISHES,WATER
Nic McPhee | CC BY SA 2.0

Dios no ocupa, ni usa, vasijas sucias. El Espíritu Santo ocupa cualquier corazón, incluso el corazón lleno de pecado, porque Él es Santo.

Sin embargo, es necesario renunciar con toda la voluntad al pecado; soberbia, orgullo, vanidad, codicia, ambición, sensualismo, lujuria, adulterio, pornografía, homosexualidad, gula, borracheras, orgías, rabia, odio, celos, rebeldía, resentimientos, venganzas, lamentos, blasfemias, malas palabras, horóscopos, magia, supersticiones, necromancia (consulta a los muertos), cartomancia, quiromancia (lectura de las manos), envidia, pereza, etc.

Limpiar la casa y perfumarla para que el Señor de la Gloria sea recibido. ¡Confiésate!

2. La segunda exigencia para ser renovado en el Espíritu Santo es perdonar a todos.

La única exigencia que Dios nos impone para perdonarnos –cualquiera que sea nuestro pecado– es que estemos arrepentidos y que perdonemos a los que nos ofenden.

“Que si vosotros perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas” (Mt 6, 14-15). Esas palabras de Jesús son muy claras.

En la “gran oración”, a nuestro Padre, Él nos enseñó a decir: “perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”.

Cuando Pedro le preguntó “¿cuántas veces tengo que perdonar las ofensas que me haga mi hermano? ¿Hasta siete veces?, Dícele Jesús: No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete”(Mt 18, 21-22). Es decir, siempre.

Quien no perdona no es perdonado por Dios, y no puede llenarse de su Espíritu Santo. No siempre es fácil perdonar, pero cuanto más difícil es, más agradará a Dios y mayor será nuestro mérito.

3. En tercer lugar, es necesario querer hacer la voluntad de Dios en nuestra vida, y querer ser testigo de Jesús.

PRAY
Digitalskillet | Shutterstock

Desear esto con todo el corazón.

El Espíritu Santo no viene a nosotros para nuestro deleite y bienestar, viene para que, por Él, podamos renunciar a nuestra voluntad y hacer la voluntad de Dios.

4. En cuarto lugar, pedir el Espíritu Santo con fe.

VIRGIN
Marko Vombergar | ALETEIA

Dios quiere darnos este gran don, mucho más de lo que nosotros queremos recibirlo. Y el gran secreto es pedir, y pedir por intercesión de la Virgen María. Ella es su esposa, inseparable.

Di, como ella misma nos enseñó: “Ven Espíritu Santo, ven por medio de la poderosa intercesión del Inmaculado Corazón de María tu bien amada esposa”. Repite muchas veces esta oración que ella misma enseñó al sacerdote Stefano Gobbi, del Movimiento Sacerdotal Mariano.

Jesús dejó claro que el Padre celestial dará el Espíritu Santo “a los que se lo pidan” (Lc 11,13).

Después de esto agradece a Dios por el Espíritu Santo presente en tu alma. No siempre será una experiencia sensible, pero siempre será una experiencia de fe.

El día de Pentecostés, san Pedro dijo que esa gracia era “para todos”, no sólo para ellos, los apóstoles. “La Promesa es para vosotros y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos, para cuantos llame el Señor Dios nuestro” (Hch 2, 39).

Tags:
espírituespiritu santofesacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
5
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
6
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
7
BECCIU
Ary Waldir Ramos Díaz
Comienza un juicio histórico por corrupción en el Vaticano
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.