Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 25 septiembre |
Virgen de la Merced
home iconEstilo de vida
line break icon

12 ideas para mostrarle tu aprecio a tu sacerdote esta Navidad

PRESENT GIVING

Shutterstock

Zoe Romanovsky - Aleteia Team - publicado el 14/12/15

Regalos para hacerle sentir como de la familia

En Navidad solemos pensar en los regalos que darán más alegría a familiares y amigos… ¿has pensado en la posibilidad de tener un detalle con algún sacerdote cercano?

Encontrar algo para un hombre dedicado a la obra de Dios puede ser un desafío. Pero es importante recordar que los curas también son personas, con necesidades, intereses y hobbies, y les gusta ser tratados como alguien especial.

Muchos sacerdotes además están sobrecargados de trabajo y aislados estos días, así que a veces el mejor regalo es uno que les ayude a sentirse apoyados y cuidados.

Aquí 12 ideas a considerar esta Navidad para mostrar a tu sacerdote cuánto lo aprecias a él y su servicio:

1. Una entrada para un concierto, una obra de teatro, una competición deportiva

¿Tiene tu sacerdote un equipo deportivo favorito? ¿Le gusta la música o los actos culturales?

Un abono de temporada para algo que le guste sería un regalazo. Incluso puedes conseguir otro e ir con él.

2.  Una tarjeta-regalo para gasolina o para la puesta a punto del coche, o algún accesorio para el automóvil.

Muchas diócesis andan escasas de sacerdotes y a menudo son pastores de más de una parroquia. Algunos tienen misiones parroquiales y deben viajar mucho. Los sacerdotes suelen recorrer muchos kilómetros en sus coches cada año, y aprecian que sus vehículos sean seguros y funcionen bien.

3. Una invitación a pasar el día en un parque de atracciones o en un museo con tu familia.

Los sacerdotes también necesitan un poco de diversión y un sano esparcimiento. Y es una buena manera de conocer a tu sacerdote fuera del ámbito parroquial.

4. Una invitación a comer o cenar en tu casa

Puede que te sorprenda, pero muchos sacerdotes no son invitados a los hogares de las familias para sentarse a comer alrededor de la mesa.

5. Un libro o un cheque-regalo para comprar on line (iTunes, Amazon,…)

La mayoría de sacerdotes leen mucho y les gustan los libros y las revistas. No hay nada mejor para un bibliófilo que poder buscar en una librería los mejores títulos.

6. Una inscripción a un club deportivo o un gimnasio

¿Hay algún club deportivo o gimnasio cerca de la residencia de tu sacerdote? La agenda de un sacerdote puede hacer que le sea difícil encontrar tiempo para hacer ejercicio, pero ser socio de un club le facilitará ponerse en forma cuando tenga un poco de tiempo entre sus compromisos.

7. Una invitación a unirse a ti para ver una película o ir a algún curso o alguna otra actividad

Son oportunidades para construir una amistad fuera de la parroquia y ofrecerle a tu sacerdote una pequeña salida de su rutina.

8. Lecciones de cocina

¿Le gusta cocinar a tu sacerdote? Algunos curas tienen cocina en su piso o en su residencia y otros no, pero para el clero que quiere o necesita cocinar para sí mismo, las viejas recetas de siempre pueden volverse aburridas. Unas pocas lecciones con alguien que sepa de cocina le pueden aportar ideas nuevas y frescas.

9. Un cheque-regalo de una tienda de su hobby favorito

¿Le gusta el fútbol a tu sacerdote? ¿Hace footing? ¿Le gusta escribir, o es músico? Un cheque-regalo de un lugar donde pueda adquirir nuevos accesorios para su hobby favorito siempre es muy apreciado.

10. Buen café, té, chocolate o vino

Esto nunca pasa de moda. Puedes comprarle uno de buena calidad que él nunca se compraría para sí mismo: té aromático, trufas artesanas, un bote bonito,…

11. Dinero en metálico (siempre va bien)

Esto tampoco pasa de moda. Aunque no puedas garantizar que se lo gaste en algo para él, siempre hay cosas prácticas que puede necesitar, o unas vacaciones que quisiera hacer.

12. Oración

Solemos pedir a nuestros sacerdotes que recen por nosotros, pero ellos también necesitan nuestras oraciones. Le puedes dar algo simbólico que refleje los rosarios o novenas que has rezado por él o por sus intenciones. El corazón de un sacerdote se enciende al saber que hay personas a las que sirve que están rezando por él.

Tags:
navidadsacerdote
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
2
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa Francisco afirma que la ideología de género es «diabólica...
5
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
6
crisis man
Marzena Wilkanowicz-Devoud
Los poderosos consejos de 3 monjes para vencer la desgana
7
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.