Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 08 mayo |
Nuestra Señora de Luján
home iconActualidad
line break icon

Siria: La guerra de las dos mentiras

© TAUSEEF MUSTAFA / AFP

Manuel Bru - publicado el 28/11/15 - actualizado el 21/11/17

Más vale más tarde que nunca

Mientras en la sociedad española seguimos preocupados por nuestros problemas políticos antes que por los sociales, o por los problemas de casa antes que por los del mundo, o por el peligro de secesiones antes que de genocidios, de repente despertamos del sueño porque la realidad se impone y la cruda realidad de la guerra que está asolando este mundo por la ofensiva de los fanáticos islamistas llama a la puerta de nuestros vecinos.

El horrible puñado de atentados en París nos ha despertado y sobre todo nos ha hecho mirar a otro sitio. Ojalá hubiésemos mirado antes, pero más vale tarde que nunca. Ojalá hubiésemos mirado antes, y eso aún estamos a tiempo y no lo hemos hecho, a la masacre que esta guerra está produciendo en Siria, o en Irak, o en toda aquella región.

Porque las víctimas inocentes de allí son muchas más que las de Europa, y sobre todo, son iguales en dignidad. Pero están muy lejos. Además, no sólo no nos preocupa sino que nos avergüenza.

Porque esta guerra esta financiándose con el petróleo que les compramos y se está realizando con las armas que les vendemos. La locura de la lógica del mercado, de la idolatría del mercado nos diría el Papa Francisco, nos ha llevado a algo que jamás había ocurrido en la historia de las guerras: que los entre enemigos se vendan las armas.

No somos capaces de entendernos, de vivir en paz, de respetarnos, pero si somos capaces de comprarnos y vendernos lo que sea, incluso aquello con lo que van a matarnos. La pela es la pela, se decía antes cuando usábamos las pesetas, aunque la pela me mate.

Esta guerra es la conjunción de dos grandes mentiras: la mentira del odio cuando quiere justificarse, sobre todo cuando quiere justificarse en nombre de Dios, y la mentira de la incongruencia más terrible, la de quien proclama la paz y prepara la guerra, no ya porque se prepara para la guerra, sino porque hasta prepara al enemigo para la guerra.

Y también forma parte de esta incongruencia occidental la de quienes ahora, por motivos electoralistas, saldrán a la calle para elevar la pancarta de la paz, pero no lo han hecho jamás en los últimos meses cuando el Estado Islámico masacraba cristianos en Siria. Son moros, y encima, cristianos.

¿Qué nos importan a los ilustrados y pacíficos europeos que enmudecemos cuando vemos que esa masacre nos salpica?

Tags:
guerrapazsiria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.