Aleteia

El viaje de Arlo: una bella historia de maduración sobre la familia y la amistad

PIXAR-DISNEY
Comparte

Pixar-Disney vuelve a nuestras pantallas con una película que, a pesar de jugar en segunda división, es muy brillante

Pixar-Disney vuelve a nuestras pantallas con una película que, a pesar de jugar en segunda división, es muy brillante como todo lo que sale de la factoría de animación más importante del mundo. El director, Peter Sohn, debuta al frente de un largometraje después de haber ocupado puestos muy importantes en películas como Up, Los increíbles, Ratatouille o El gigante de hierro. Y lo hace con una bella historia de maduración sobre la familia y la amistad. Arlo es un pequeño dinosaurio que vive con sus padres y sus dos hermanos. Todos los demás destacan por su valor, pero él es cobarde y asustadizo.

Aun así, y a pesar de las burlas de sus hermanos, su padre cree firmemente en él, y está convencido de que tarde o temprano Arlo sacará fuera el valor que aún permanece oculto. Una desgracia familiar pondrá a Arlo en condiciones de cambiar y demostrar de todo lo que es capaz. En esa aventura contará con la compañía de un diminuto salvaje (casi humano, pero en un estadio muy primitivo), con el que compartirá su dolor y al que poco a poco aprenderá a querer.

La película está cargada de mensajes positivos sobre los vínculos familiares, el sacrificio por amor, la apertura al diferente y la tenacidad. Y nos llegan a través de una historia divertida, amena, con momentos muy originales y una brillante animación. Es cierto que la historia les puede resultar algo triste a los niños en muchos de sus tramos, pero el resultado global es muy gratificante.

Aunque no se puede situar la película entre las obras maestras de Pixar, no es nada desdeñable, y puede constituir un excelente plan familiar. La versión española cuenta con una canción de Manuel Carrasco en los títulos de crédito.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.