Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Quién inventó “Thanksgiving”?

Mike Licht
Comparte

La de los peregrinos del Mayflower no fue la primera fiesta de Acción de Gracias celebrada en suelo americano

Cada último cuarto jueves del mes de Noviembre, Estados Unidos celebra “Thanksgiving”, el Día de Acción Gracias, una fiesta que acción de gracias y alabanza a Dios por la buena fortuna. La celebración tiene su origen en la primera fiesta celebrada en 1621 por los peregrinos puritanos que se habían asentado en Plymouth Plantation (Massachusetts) en diciembre de 1620. Originalmente fue una celebración de agradecimiento por la cosecha recogida, y no será hasta un par de años después, en 1623, cuando se convertirá en una fiesta religiosa. 

Una celebración con influencia católica

La llegada a tierras americanas de los puritanos calvinistas no fue placentera: de los 102 pasajeros originales que habían llegado en el Mayflower en 1620, en  la primavera siguiente de 1621 casi la mitad había perecido debido al duro invierno. Las cosas mejorarían con la llegada de Squanto, un indio nativo americano que hablaba inglés fluido, y que les enseñó a pescar, sembrar y a entablar relaciones de comercio con los nativos americanos.

Squanto había sido tomado de su tierra por el explorador John Smith para ser vendido como esclavo. Un grupo de frailes franciscanos lo rescatan y lo catequizan para luego ser bautizado. Squanto termina trabajando en los muelles de Londres durante cuatro años, y a su regreso en America, formó parte fundamental del asentamiento y prosperidad de la Plymouth Plantation, así como de la celebración de el primer día de “Acción de Gracias.”

La primera celebración de Acción de Gracias se celebró en el  mes de Octubre de 1621, duro tres días y participaron los 53 peregrinos ingleses y Squanto, más 90 indios americanos. El festín incluyó pescado, pavo y venado. 

Pero no fue la primera Fiesta de Acción de Gracias en la Nueva Tierra:

Propiamente, la primera celebración de acción de gracias por la buena fortuna y de alabanza a Dios por parte de europeos en tierras americanas es más antigua que la celebrada en 1621.

El 8 de Diciembre (Fiesta de la Inmaculada Concepció) el Padre Francisco López de Mendoza Grajales celebró la Santa Misa a petición de Don Pedro Menéndez. La fecha fue en 1565 en St Augustine, Florida. La celebración incluyo la participación de 500 soldados, 200 marineros, 100 familias y los indios Timucuan. Después de la Santa Misa se celebró un banquete en honor del Rey Felipe II y de España, para los cuales se reclamaba estas tierras.

La segunda acción de gracias estadounidense ocurrió el 30 de abril de 1598, cuando el explorador español Don Juan de Oñate solicitó a los frailes decir una Misa de Acción de Gracias, después de lo cual él proclamó formalmente “La Toma”, reclamando la tierra al norte del Río Grande para el rey de España.

Los hombres se deleitaron con pato, ganso el pescado del Río Grande. Durante esta celebración también se entretuvieron con una presentación de una obra de teatro.  Todo esto tuvo lugar veintitrés años antes de que los peregrinos ingleses zarparan de Inglaterra en el Mayflower.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.