Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 29 noviembre |
Santa Catalina Labouré
home iconDesde Roma
line break icon

Vatileaks2, inicia el proceso por robo de documentos en el Vaticano

Osservatore Romano / AFP

This handout picture taken and released by the Vatican press office on November 24, 2015 shows journalists Gianluigi Nuzzi (5thR), Emiliano Fittipaldi (4thR), Italian PR expert Francesca Chaouqui (3rdR) and Monsignor Lucio Angel Vallejo Balda (2ndR) attending their trial for the publication of classified documents. Two journalists and three Vatican officials went on trial on November 24, 2015 over the publication of classified documents in a case critics have attacked as having a whiff of the inquisition. AFP PHOTO / OSSERVATORE ROMANO. RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / OSSERVATORE ROMANO" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS / AFP / OSSERVATORE ROMANO / -

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 24/11/15

Los periodistas pretenden convertir el caso en una agresión contra la libertad de prensa, mientras que la Chaouqui dice que ha recibido un "milagro" del Papa Francisco

Es la primera vez que la justicia del Vaticano juzga a dos periodistas, un monseñor, un colaborador laico, una mujer experta en relaciones publicas por “asociación criminal organizada” y por la divulgación de documentos reservados.

En efecto, los tres llamados ‘cuervos del Vaticano’ están acusados de una traición grave a la confianza del Papa. 

El Tribunal de la Ciudad del Vaticano inició este martes 24 de noviembre la primera audiencia, que duró menos de una hora, contra los 5 acusados del llamado caso Vatileaks2.

Se trata del sacerdote Ángel Lucio Vallejo Balda, Francesca Immacolata Chaouqui, Nicola Maio, los llamados cuervos que trabajaban en la Comisión investigadora de los organismos económicos y administrativos de la Santa Sede (COSEA) y los periodistas italianos, Emiliano Fittipaldi, Gianluigi Nuzzi.

Nuzzi y Fitipaldi, según la acusación, “solicitaban y ejercían presiones, especialmente sobre Vallejo Balda, para obtener documentos y noticias reservadas”. Los imputados presentaron dos instancias durante esta primera audiencia, pero ambas fueron rechazadas por el tribunal que preside Giuseppe Dalla Torre.

El Promotor de Justicia, en la persona del prof Roberto Zannotti, respondió indicando que la imputación no se relaciona “con la publicación” y que el proceso no pretende “conculcar (obstruir) la libertad de prensa”, sino que “el imputado fue llamado para responder sobre la conducta de la actividad desempeñada para obtener las noticias y los documentos publicados”.

El tribunal presidido por Giuseppe Dalla Torre, después de una consulta de consejo que duró tres cuartos de hora, rechazó la instancia.

El caso se conoce por el nombre popular de ‘Vatileaks-2’, en referencia a la anterior sustracción de documentos del papa Benedicto XVI entre el 2012 y el 2013.

Los periodistas italianos, Nuzzi y Fittipaldi, autores de los libros “Via crucis” y “Avaricia”, se presentaron ante el Tribunal vaticano a pie para evitar la contumacia, es decir ser juzgados en ausencia como acto de rebeldía.

Nuzzi sostuvo que solamente esta mañana ha podido conocer a su abogado defensor porque no le fue posible nombrar a un abogado que ejerza en Italia, ya que en el Vaticano puede ser abogado solo quien está inscrito a ese foro.

Fittipaldi, por su parte, pidió un aplazamiento del proceso, justificándose con que no conocía los actos del proceso para preparar su defensa en esa audiencia con más tiempo, material acusatorio que dijo haber recibido una hora y media antes. Solicitud que el juez denegó.

La defensa tendrá hasta el 28 de noviembre para presentar las pruebas que aclaren la situación de sus respectivos clientes.

La próxima audiencia se realizará el 30 de noviembre, y proseguirá en las siguientes semanas. El tribunal podría llegar a un veredicto antes del 8 de diciembre, es decir, antes de la apertura del jubileo de la Misericordia.

Chaouqui: ‘Milagro del papa’

Por su parte, Francesca Chaouqui, que está siendo investigada,  declaró en su cuenta en facebook que está embarazada gracias a los rezos del papa Francisco, a quien pidió personalmente que orara por ella. La mujer de 33 años asegura que es un milagro, y que llevaba tiempo buscando tener un hijo.

La realidad es que el hecho de estar embarazada ha supuesto que Chaouqui no permaneciera recluida en instalaciones vaticanas y fuera liberada de forma rápida, a diferencia del sacerdote español Vallejo Balda, quien «no está entre rejas», pero sí se encuentra en una residencia adecuada a su rango dentro del Vaticano, según declaró esta semana su abogada.

El Papa: Es delito sustraer información confidencial

La Santa Sede el 2 de noviembre hizo publico el caso y anotó sobre los libros publicados: “[con el material filtrado], es necesario decir claramente que también en esta ocasión, como en el pasado, son el fruto de una traición grave a la confianza del Papa y, por lo que se refiere a los autores, una operación para sacar ventaja de un acto gravemente ilícito de entrega ilegal de documentación reservada”.

Posición, luego remarcada por el Papa durante el Ángelus de 8 de noviembre. Francisco definió el caso “un acto deplorable que no ayuda”; es más, dijo, es un “delito”, pero este “triste hecho –postuló Bergoglio- no me distrae ciertamente del trabajo de reforma que estamos sacando adelante con mis colaboradores y con el apoyo de todos ustedes”. Palabras que causaron los aplausos de los fieles al final de la oración mariana.

El Pontífice no se deja distraer y sigue adelante con las reformas. Precisamente, hoy el papa Francisco ha encontrado el Consejo de la Sobreintendencia del IOR (conocido banco del Vaticano) durante 20 minutos e informó sobre la nomina del director general, Gian Franco Mammí, que tendrá como colaborador a Giulio Mattietti, mientras se nombrará a un nuevo Vice-director.

El proceso

El proceso llegó después de las investigaciones de la Gendarmería del Vaticano, “en curso desde hace varios meses a propósito de la sustracción y difusión de noticias, documentos reservados” y grabaciones.

Los documentos habría sido sustraídos resultado del trabajo de la COSEA, establecida por Francisco en julio de 2013 y posteriormente disuelta tras el final de su mandato.

Libertad de prensa sí, concurso para delinquir no

Al responder a una objeción del periodista Fittipaldi, la justicia vaticana ha respondido hoy que no intenta con el juicio “quebrantar la libertad de prensa”, sino que el imputado está llamado a responder de la conducta de la actividad realizada para obtener las noticias y los documentos publicados”.

“Nosotros hemos hecho nuestro trabajo y continuaremos a hacerlo…”, dijo Nuzzi a la prensa antes de entrar al tribunal. “No sabemos de qué estamos acusados… Lo único que hemos hecho es publicar noticias que no han sido desmentidas”, sostuvo Fittipaldi, rodeado decenas de fotógrafos y camarógrafos.

“Pensaba que debían ser juzgados los autores de las ilegalidades denunciadas en mi texto y no yo por haberlas divulgado”, añadió el también periodista del grupo editorial L’Espresso.

En el caso de una condena…

Ahora, los acusados podrían ser condenados a cuatro o ocho años de prisión. Esto, según la nueva ley querida por el papa Francisco en 2013, después de lo ocurrido con el ‘mayordomo Paoletto’, quien entregó documentos de papa Ratzinger a Nuzzi. El periodista en esa ocasión no fue acusado porque dicha ley no existía.

Según el tribunal, Chaouqui, Maio y Vallejo Balda, empleados del Vaticano “se habrían asociado entre ellos” para sustraer la documentación, mientras que los periodistas habrían “realizado presiones” sobre ellos, especialmente sobre el prelado, para “obtener ilegalmente y sucesivamente haber revelado informaciones y documentos concernientes a los intereses fundamentales de la Santa Sede y del Estado”.

“Hay un interés a distraer del contenido que embaraza a algunos y no a la Iglesia, contenido que avergüenza, presente en los dos libros, a una casta de privilegiados que quiere mantener intereses opacos y del mal affaire y todo esto crea un embarazo y hay un interés en distraer”, declaró Nunzi en su defensa antes de enfrentar el tribunal vaticano.

Tags:
justiciapapa franciscovaticano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.