Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
home iconDesde Roma
line break icon

El Papa: Veo niños con enfermedades raras debido al daño ambiental

© Sabrina Fusco / ALETEIA

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 19/11/15

"¡Esto es grave!”, dice a médicos, e insta a profundizar sobre salud y medio ambiente

“Estas enfermedades raras son una consecuencia de la enfermedad que nosotros procuramos al ambiente. ¡Y esto es grave!”, dijo el Papa Francisco a 600 agentes sanitarios y expertos (médicos, científicos, teólogos y juristas) en la Sala Regia del Palacio Apostólico Vaticano este jueves 19 de noviembre.

El Pontífice denunció la relación que existe entre «enfermedades raras» y los daños al medio ambiente, especialmente en el caso de los problemas de salud de los más chicos y vulnerables.

“Y hablando de estos daños que provienen de la degradación ambiental, para mí es una sorpresa encontrar –cuando voy a una audiencia los miércoles o en las parroquias– tantos enfermos, sobre todo niños…”, constató Francisco.

“Me dicen los padres: “¡Tiene una enfermedad rara! No sabemos qué es”. Estas enfermedades raras son una consecuencia de la enfermedad que nosotros procuramos al ambiente. ¡Y esto es grave!”, añadió.

Las enfermedades y la degradación ambiental

La audiencia papal estuvo dirigida a los participantes de la 30 conferencia internacional del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud sobre el tema “La cultura de la Salus y de la acogida al servicio del hombre y del planeta” ( Vaticano 19 – 21 de noviembre).

Por ello, los invitó a profundizar y actualizar el debate sobre los factores ambientales relacionados con la salud física, psíquica, espiritual y social para contribuir a la “cultura de la salud”.

“Les animo, en esta perspectiva, a tener siempre presente, en sus trabajos, la realidad de las poblaciones que sufren sobre todo los daños provocados por la degradación ambiental, daños graves y usualmente permanentes en la salud”, dijo el Papa.

Precisamente, el evento se ocupa de la salud y su vínculo con el cambio climático, la defensa de la biodiversidad, la contaminación informativa y tecnológica, la experimentación con animales y OGM, el estrés ambiental y la medicina del trabajo, entre otros temas.

Al final, el Papa pidió a la Virgen María que cuide de los enfermos y de los profesionales de la salud que trabajan cada día cara a cara ante el sufrimiento en “los hospitales y la casas de reposo”.

No a «medicina de los deseos» con la ilusión de la eterna juventud

Francisco volvió a tocar el tema social de la salud cuando se refirió a los “criterios utilitarios” en algunos países, pobres o ricos, que “aceptan” o “rechazan” a las personas según el aspecto “social o económico”.

Una mentalidad que se manifiesta en la llamada “medicina de los deseos”: una práctica cada vez más difundida en los países ricos, caracterizada por la búsqueda a toda costa de “la perfección física”.

Una concepción basada “en la ilusión de la eterna juventud; una costumbre que deriva, precisamente, en descartar o en marginar a quien no es «eficiente», quien es visto como un peso, o un fastidio”, añadió.

En su discurso dirigido especialmente a los “profesionales del mundo de la salud” que trabajan a favor de los sufren, el Papa invitó a una “conversión del corazón al ‘evangelio de la creación’”.

También explicó que “hacerse prójimo”, como invitó en la reciente encíclica Laudato Si, significa “asumir la responsabilidad inderogable hacia lo creado y la «casa común», que pertenece a todos y es confiada al cuidado de todos, también para las próximas generaciones que vendrán”.

En este sentido, exhortó a “hacer nuestro y hacernos voceros”, especialmente de los “pobres y los excluidos”, quienes muchas veces son las mismas personas “enfermas” y “las que sufren”.

El Jubileo de la Misericordia fue indicado por Francisco como una oportunidad para “ejercitar las obras de misericordia, corporal y espirituales”, también en el contexto de los hospitales y los centros de acogida para ser “testimonios de la misericordia”.

La salud es también cosa de Dios

El Pontífice explicó que la pastoral de la salud se caracteriza por acciones como “el respeto”, “el amor” y “el valor de la vida”, que a su vez, son el reflejo de “hacerse prójimo, acercarse, cuidar” al que sufre en el cuerpo y en el espíritu.

“Acciones y, aun antes, actitudes que la Iglesia pondrá en especial evidencia durante el Jubileo de la Misericordia, que nos llama a todos a estar cerca de los hermanos y las hermanas que sufren”, dijo.

El Papa recordó la Evangelium vitae, documento escrito por Juan Pablo II que enaltece la cultura de la salud con “acogida, compasión, comprensión y perdón”.

Entretanto, remarcó las “actitudes normales de Jesús” ante los “enfermos de todos los tipos, los pecadores reconocidos, los endemoniados, los marginados, los pobres, los extranjeros”.

“Dichas actitudes son las que la encíclica llama «exigencias positivas» de los mandamientos sobre la inviolabilidad de la vida, que con Jesús se manifiestan en toda su amplitud y profundidad, y que todavía hoy, antes que nada, deben caracterizar la pastoral de la salud”, confirmó.

Las actitudes de los médicos, las enfermeras, y todas las personas que se ocupan de asistir a los que sufren deben “cuidar de la vida del hermano”.

Y citó el punto 41 para indicar que se trata de cuidar al familiar, al compaisano, al extranjero. E invitó a acudir al extranjero, hasta llega al punto de amar al enemigo.

Esta actitud consiste en estar cerca al otro, “hasta sentir que me pertenece”, la cual supera “las barreras de la nacionalidad, del estracto social, de la religión…, como nos enseña el buen samaritano”, destacó.

Leer también: La triple A de la salud: Agua, Aire y Alimentación de calidad

Tags:
contaminacionenfermedadinfanciamedio ambientepapa franciscosalud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.