Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 20 enero |
San Sebastián
home iconActualidad
line break icon

Pray for Burundi

Burundi's policemen and army forces face protestors during a demonstration against incumbent president Pierre Nkurunziza's bid for a 3rd term on 13 May 2015 in Bujumbura. In the neighborhood of Musaga, hundreds of people waved sticks and threw stones as police responded with tear gas, a water cannon and live rounds. Protestors looted the local police post in Musaga, burning furniture, mattresses and clothing in a barricade fire, an AFP photographer said. Burundi's presidency said an attempted coup by a top general had "failed" on May 13, 2015 and pro-president Burundi troops at state broadcaster fire warning shots over the heads of hundreds of protesters, an AFP reporter said. Burundian general Godefroid Niyombare on May 13 announced the overthrow of President Pierre Nkurunziza, following weeks of violent protests against the president's bid to stand for a third term. AFP PHOTO / JENNIFER HUXTA

Chiara Santomiero - Aleteia Team - publicado el 18/11/15

El país está al borde del caos y se perfila una emergencia humanitaria. La Iglesia local invita a orar por la paz

“Durante la noche la policía llegó a las casas a arrestar a las personas y al día siguiente se supo que estaba muertas. Encontramos cadáveres en las calles. Ahora ya la inseguridad es total”. Lo cuenta a Aleteia una fuente de la Iglesia de la capital de Burundi, Bujumbura, que pide anonimato por motivos de seguridad. También se llevaron a unos religiosos salesianos, pero afortunadamente al día siguiente fueron liberados.

“El miedo se apodera de todos – prosigue la fuente -: miles de personas se han trasladado a otras partes del país, cientos de miles de personas cruzaron la frontera hacia Ruanda, Uganda, la República Democrática del Congo, Tanzania y también Europa”.

Los hechos de París han hecho desaparecer de los medios de comunicación la atención por el drama del Burundi. Desde el pasado abril en el país africano se han intensificado los choques causados primero por la candidatura y luego la reelección del presidente Pierre Nkurunziza para un tercer mandato, en violación a la Constitución y a los acuerdos de paz de Arusha que en 2000 habían marcado el final de la guerra civil y dado origen a un complicado sistema de reparto del poder.

Alrededor de 200 personas fueron asesinadas por las fuerzas de seguridad gubernamentales durante la represión de las protestas y se calcula que más de 200 mil burundeses hayan abandonado el país. Incluso esta mañana, según informa la Agencia Fides, se combatió en diversos barrios de la capital.

El 12 de noviembre el Consejo de seguridad de la ONU aprobó una resolución que da 15 días de margen al secretario general Ban Ki-moon y a su enviado en Burundi, Jamal Benomar, para expresar una opinión sobre la posibilidad del envío al país africano de una fuerza militar y policial bajo el apoyo de la ONU. Para una decisión en este sentido, es necesario, al expirar el plazo, una nueva resolución o una autorización – difícil de imaginar – por parte del gobierno del controvertido presidente Nkurunziza.

El 12 de noviembre se dirigió conjuntamente un llamamiento al diálogo y una invitación a las partes a encontrarse para detener la violencia y encontrar una solución política a la crisis, por parte del secretario general adjunto de la ONU, Jan Eliasson, el presidente de la Comisión de la Unión africana, Nkosazana Dlamini Zuma, y el alto representante para la Política exterior y de seguridad común de la Unión Europea, Federica Mogherini.

“La Comisión para el diálogo interburundés existente – explica a Aleteia la fuente de Bujumbura – no incluye a todos los grupos políticos y no es, por lo tanto, eficaz”. Es, en cambio, necesario “el diálogo entre todas las partes, incluso aquellos que han tomado las armas, por el bien del país”.

La Iglesia burundés, que se pronunció contra la reelección de Nkurunziza, había pedido, sin éxito, abrir el diálogo con la oposición en un comunicado publicado al final de la Asamblea Plenaria el pasado septiembre.

En la misma ocasión se pedió también “el respeto del estado de derecho y la garantía de los derechos de las personas” condenando “los actos criminales que se registran cotidianamente en particular en la capital Bujumbura, donde cada noche se verifican homicidios, y donde varias personas no duermen en sus propias casas por miedo a ser secuestradas o asesinadas.

En algunos barrios, denuncia el comunicado, los habitantes están en arresto domiciliario, y al no poder salir de casa para ir a trabajar o buscar alimentos, están en riesgo de morir de hambre”. “La pobreza amenaza a la población – escribieron los obispos – y ésta acrecienta el drama que estamos viviendo, desde el momento que algunos miembros de la comunidad internacional parecen haber suspendido su ayuda al Burundi” (Agencia Fides 24 de septiembre de 2015).

Siguen los combates en Bujumbura, cerca del Seminario de la capital de Burundi. Según testimonios recogidos por la sociedad civil, los miembros de la policía son acompañados por jóvenes milicianos armados con cuchillos, que depredan las casas de aquellos que son sospechosos de pertenecer a la oposición.Los últimos enfrentamientos estallaron en la noche del 17 de noviembre, cuando algunas estaciones de policía fueron atacadas en varios distritos del centro de Bujumbura.

El Papa Francisco, que al final de noviembre visitará Kenia, Uganda y la República Centroafricana, el 17 de mayo de 2015 pidió rezar por el “querido pueblo burundés” invitando a todos a “abandonar la violencia y a actuar responsablemente por el bien del país”. Del 14 al 22 de noviembre, la Iglesia católica burundés lanza una novena de oración por la paz en Burundi y en algunos otros países de África central: la oración y la voluntad de paz son las “armas” que pone sobre la mesa la reconciliación nacional. “La oración – concluye la fuente de Aleteia – nos da la fuerza de esperar contra toda esperanza”.

Tags:
centroafricaoracionviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
WOMAN PRAYING
Felipe Aquino
La increíble fuerza de la oración de una madre por un hijo
2
ALFONSO MAYORGA;
Macky Arenas
Una familia de hermanos, a punto de un record Guinness: suman 1.2...
3
BLESSED CHILD
Philip Kosloski
Pide la protección de Dios sobre tus hijos con esta oración de la...
4
Jesus Colina
Histórico: Descubierto un impactante Cristo de El Greco
5
Carmen Neira
Los últimos días de Robin Williams, el cómico cuya vida era una t...
6
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta
7
CHRISTIAN TOMBSTONE
Francisco Vêneto
Encuentran en Israel una losa de 1.400 años con una inscripción m...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.