¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Tips para ser una familia más humana

© 789083
Comparte

 

¿Cómo podremos llegar a construir ese lugar en el que se transmiten y se pueden aprender los valores, la dignidad y los derechos del hombre y la mujer?

1. Necesitamos papás que eduquen de verdad, que pongan límites, atreviéndose a decir “no se puede”; que se involucren en las inquietudes de los niños y dentro de su vocabulario también se encuentre “estoy orgulloso de ti”, “sí se puede”, “vamos a jugar juntos”.

En esos momentos es cuando se siembran los valores, en el trato cordial y de respeto de persona a persona.

Los papás tienen la responsabilidad de practicar una coherencia de vida (testimonio) ya que el niño aprende en la familia y luego ese aprendizaje lo comunica al mundo de la escuela.

El valor no se da por generación espontánea, es en la convivencia y corrección diaria basada en la paciencia y en el amor. Los valores son el fruto de la voluntad, el trabajo paciente, agotador y oculto que forja a la persona dentro de la familia.

2. Hoy en día las parejas tienen que ser expertas en defender sus tiempos, ya que los horarios del mundo laboral son demasiado largos y a veces se extienden incluso al domingo, debilitando la relación, la comunicación, la intimidad y la confianza.

Por eso las parejas tienen que buscar y defender esos espacios para renovar continuamente su compromiso de donación, de entrega y de amor.

Los medios son muchos, por ejemplo, planear una cena semanal, un cafecito de novios, una escapada de un fin de semana para dos, un retiro de renovación matrimonial, un día de picnic, etc.

La creatividad es inmensa, lo importante es buscar esos tiempos de convivencia espontánea para dialogar y profundizar en ellos. Esta fortaleza de la pareja hará mucho bien a los hijos en su autoestima y en su desarrollo integral, teniendo un ambiente de vida familiar armoniosa.

Los medios de comunicación y las redes sociales de internet disgregan y desunen a la familia, incluso viviendo relaciones virtuales entre ellos mismos.

Por eso es importante que las familias hagan compromisos para dejar de usar el celular e internet por determinado tiempo, para tener una convivencia de calidad entre la familia.

Proponer una lista de películas sanas y hacer debates que puedan promover en la familia criterios y convicciones.

Hablar en las noches cuando toda la familia se encuentra reunida para explicar en 10 minutos cómo les fue en el día; ahí vamos viviendo en una realidad honesta y sincera, sin suponer y sin ser virtual.

3. Otro gran problema es el materialismo, ese consumismo que nos invita a comprar, comprar y comprar, viendo a la persona como objeto de consumo.

Por eso hay que enseñar en familia a tener una vida sencilla y austera, eligiendo lo esencial, sabiendo renunciar a una, dos o tres opciones de posibilidades para aprender a elegir una que valió la pena.

Y transmitir que la persona vale por sí misma, y no por las cosas que adquiere o tiene.

Y si todo esto lo ponemos en las manos de Dios como familia, recibiendo el sacramento de la Eucaristía y de la Reconciliación. ¡Qué hermosos gestos de amor para que Dios bendiga a la familia y la vuelva más humana!

 

Con información de un artículo originalmente publicado por SIAME

Tags:
familia
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.