¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Refugiados sirios, víctimas colaterales de los atentados en París

© Patrick DELAPIERRE / CIRIC
Comparte

EEUU: El miedo a que los terroristas se mezclen entre los verdaderos refugiados lleva a varios gobernadores a cuestionar el compromiso de acogida de Obama

 

El pasaporte sirio encontrado en las afueras del estadio de Francia en Saint Dennis, perteneciente a un terrorista (registrado como Ahmad al Muhammad) que habría penetrado a Europa desde Grecia y que participó en uno de los seis atentados que mataron a 129 personas e hirieron a más de 350 el viernes 13 de noviembre en París, ha despertado la alerta internacional y países que habían abierto sus puertas a los refugiados de la guerra, hoy lo están pensando dos veces.

Tal es el caso de Estados Unidos, país que revivió los atentados del 11 de septiembre de 2001, en donde el miedo a que los terroristas se mezclen entre los verdaderos refugiados ha motivado que la mayor parte de los gobernadores republicanos y alguno demócrata hayan retirado la oferta de recibir en sus entidades a quienes vienen huyendo del extremismo del ISIS y de la guerra civil que está devastando Siria.

Tras conocerse el alcance de los atentados del pasado viernes 13, al menos 21 gobernadores estadounidenses se opusieron a que cualquier refugiado sirio fuera reubicado como parte de un programa nacional o pidieron que fueran investigados meticulosamente “como potenciales amenazas a la seguridad” nacional.

Los aeropuertos de ese país han doblado sus medidas de seguridad y las inspecciones, sobre todo de vuelos desde Europa, han vuelto a niveles parecidos a los de 2001.

Hasta el momento gobernadores de Alabama, Arizona, Arkansas, Florida, Georgia, Idaho, Illinois, Indiana, Luisiana, Maine, Massachusetts, Michigan, Mississippi, Nebraska, Nueva Hampshire, Carolina del Norte, Ohio, Oklahoma, Tennessee, Texas y Wisconsin se pronunciaron en contra de recibir refugiados sirios en sus estados, contraviniendo la petición de hacerlo, que comprometió el presidente de Estados Unidos Barack Obama al respecto, pidiendo que se aceptaran en la Unión Americana a 10.000 refugiados sirios este año.

Oposición y prudencia

El caso paradigmático del tema lo es el del gobernador de Alabama, Robert Bentley, quien rechazó la posibilidad de acoger refugiados sirios en su Estado, y relacionó a los refugiados con potenciales amenazas terroristas.

“Luego de considerar detenidamente los ataques terroristas de este fin de semana contra inocentes ciudadanos en París, me opondré a cualquier intento de reubicación de los refugiados sirios en Alabama a través del programa de admisión de refugiados de Estados Unidos”, dijo Bentley el domingo en un comunicado.

Más adelante, señaló: “Como su gobernador, no voy a ser cómplice de una política que ponga en peligro a los ciudadanos de Alabama”.

El gobernador de Michigan, Rick Snyder, dijo que su Estado “podría dejar en espera los esfuerzos para aceptar nuevos refugiados”, mientras que el de Luisiana, Bobby Jindal, exigió “saber más” sobre las personas que están siendo ubicadas en su entidad y en todo el país, “para evitar que se repitan los ataques de París”.

Y exigió al presidente Obama se abstuviera de recibir más refugiados que “sería prudente dejar en suspenso el proceso de los refugiados que llegan a Estados Unidos”.

Por su parte, el gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, también se rehusó a recibir refugiados sirios: “La seguridad y la protección de la comunidad es mi más alta prioridad, y en este momento me planteo la idea de aceptar refugiados sirios y no tengo planes para aceptarlos en nuestro Estado. Creo que el gobierno federal tiene la obligación de llevar a cabo amplios controles sobre los que buscan entrar a los Estados Unidos”, dijo Baker.

Otros estados que se han unido al “no” son Ohio, Florida y Massachusetts así como el sureño Estado de Mississippi, cuyo gobernador Phil Bryant, afirmó en su página de Facebook: “Haré lo humanamente posible para detener cualquier plan de la administración Obama para traer refugiados sirios a Mississippi”.

La política de traer a esos individuos al país no solo es equivocada, sino extremadamente peligrosa -añadió-. Notificaré al presidente Obama de mi decisión de resistirme a esa potencial acción”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.