¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco: No a la doble vida, eviten la mundanidad

© Antoine Mekary / Aleteia
Comparte

Homilía de este martes en la Casa Santa Marta

Abstenerse de la mundanidad que “nos lleva a la doble vida”: es la advertencia de Papa Francisco realizada en la misa matutina de este martes 17 de noviembre en la Casa Santa Marta del Vaticano. El Pontífice afirmó que, para custodiar la identidad cristiana, es necesario ser coherente y evitar las tentaciones de una vida mundana.

El viejo Eleazar “no se dejó debilitar por el espíritu de la mundanidad” y prefirió morir antes que rendirse a la apostasía del “pensamiento único”. El Papa Francisco partió de la primera Lectura, tomada del Segundo Libro de los Macabeos, para volver a advertir a los cristianos de las tentaciones de la vida mundana.

Eleazar, ya de noventa años, no aceptó comer carne de cerdo como le pedían también sus “amigos mundanos”, preocupados por salvarle la vida. Él, observó Francisco, mantiene su dignidad “con esa nobleza”, que “venía de su vida coherente, va al martirio, dando testimonio”.

La mundanidad nos aleja de la coherencia de la vida cristiana

“La mundanidad espiritual nos aleja de la coherencia de vida, nos hace incoherentes”, reiteró; uno “dice que es así” pero vive “de otra manera”.

Y la mundanidad, advirtió, “es difícil conocerla desde el principio porque es como el gusano que lentamente destruye, degrada la tela, y después aquel tejido” se queda inutilizable.

“El hombre que se deja llevar adelante por la mundanidad pierde la identidad cristiana”, aseguró el Papa. “El gusano de la mundanidad ha arruinado su identidad cristiana. Es incapaz de ser coherente”.

“‘Oh, yo soy muy católico, padre, voy a misa todos los domingos, muy muy católico’… -dramatizó Francisco-; y después va a trabajar, a dedicarse a sus negocios: ‘Si tú me compras esto… separamos una parte…. Y te la llevas tú’. Esta no es coherencia de vida, esto es mundanidad, por poner un ejemplo”.

“La mundanidad te lleva a la doble vida, la que parece y la que verdaderamente estás viviendo, y que te aleja de Dios y destruye tu identidad cristiana”, afirmó.

Pedir al Señor que nos sostenga contra las tentaciones mundanas

Por esto, prosiguió, Jesús pide fuertemente al Padre que salve a los discípulos del espíritu mundano, “que destruye la identidad cristiana”.

El Papa puso como ejemplo de baluarte contra ese espíritu al mismo Eleazar, que piensa en los jóvenes, quienes, si él hubiese cedido al espíritu mundano, se habrían perdido por su culpa.

“El espíritu cristiano, la identidad cristiana, nunca es egoísta, siempre trata de ser cuidadoso con la propia coherencia, evitar el escándalo, ayudar a otros, dar buen ejemplo”, dijo.

“‘Pero no es fácil, padre, vivir en este mundo, donde las tentaciones son muchas, y el truco de la doble vida nos tienta todos los días, no es fácil…’. Para nosotros no es fácil, es imposible, solo Él es capaz de hacerlo”, continuó.

“Y por esto, hemos rezado en el salmo: ‘el Señor me sostiene’. El apoyo nuestro contra la mundanidad que destruye nuestra identidad cristiana, que nos lleva a la doble vida, es el Señor”, destacó.

Tener la valentía de llevar adelante la identidad cristiana

Es lo único que nos puede salvar, dijo de nuevo, y nuestra humilde oración será: “Señor, soy pecador, verdaderamente, todos lo somos, pero te pido que me sostengas, dame tu apoyo, para que por una parte no finja ser cristiano y por la otra viva como un pagano, como un mundano”.

“Si vosotros tenéis un poco de tiempo hoy, tomad la Biblia, el segundo Libro de los Macabeos, capítulo sexto, y leed la historia de Eleazar -aconsejó Francisco-. Os hará bien, os dará coraje para ser ejemplo para todos y os dará coraje y fuerza para llevar adelante la identidad cristiana, sin incoherencias, sin doble vida”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.