¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Oración por las víctimas, familiares y autores de atentados

Aleteia
velas tras atentados
Comparte

"Visita, Dios consolador, a los familiares de las víctimas, reviste con tu manto de misericordia y de amor las llagas de su corazón y de su alma..."

La terrible amenaza del terrorismo encuentra un antídoto que todo lo puede: la oración.

Al recibir la noticia del dramático atropello que ha tenido lugar en Barcelona, elevamos esta oración por las víctimas, sus seres queridos, y el autor del mismo.

 

Dios todopoderoso y eterno,

de infinita misericordia y bondad,

con el corazón apesadumbrado, acudimos a Ti.

Escucha nuestra oración, ten misericordia de nosotros,

atiende las súplicas de quienes te invocan

en esta hora de tribulación y de prueba.

Te pedimos, Dios de la vida,

por las víctimas mortales del ataque terrorista.

Son hijos tuyos; son hermanos nuestros.

Nunca debían haber muerto en estas circunstancias.

Padre nuestro, acógelos en tu seno.

Atiende nuestra oración, Dios de la salud,

por los heridos de esta masacre.

Sana sus heridas, fortalece sus corazones,

llénalos de tu gracia y de tu paz.

Visita, Dios consolador, a los familiares de las víctimas.

Reviste con tu manto de misericordia y de amor

las llagas de su corazón y de su alma.

Te pedimos por la conversión

de los que odian y utilizan la violencia.

Príncipe de la Paz, Señor Crucificado, Jesucristo Resucitado, compadécete de nosotros, intercede por nosotros.

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra,

Salud de los enfermos, consoladora de los afligidos,

reina de la Paz y de la familias. Ruega por nosotros.

Amén.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.