¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Acusan de “ultracatólico” al médico que busca acabar con la desnutrición en la Argentina

Comparte

Se deambula entre infaltables elogios al Papa Francisco y el rechazo a los valores que él promueve

La campaña política previa al balotaje que definirá el próximo presidente argentino ofrece algunas pálidas reacciones. Y un caso reciente lastima a uno de los referentes sociales de mayor relieve en el país.

El médico pediatra Abel Albino preside la fundación CONIN, y hace años promueve con su fundación un programa para combatir la desnutrición que ha sido adoptado en varias provincias y en el exterior con muy buenos resultados.

En función de esto, el candidato de Cambiemos Mauricio Macri anunció que de ganar la presidencia nombraría a Albino al frente de un programa oficial para acabar con la desnutrición en el país como política de estado.

Y de la vereda de en frente comenzaron a llegar los dardos contra el pediatra. ¿Contra los resultados de su labor? No. Contra su condición de católico.

“El médico mendocino y titular de la Fundación CONIN, Abel Albino, se sumó a las filas del Frente Cambiemos, y su incorporación ya desató una fuerte polémica: Su libro Gobernar es poblar tiene una posición ultracatólica donde se opone a los anticonceptivos, llama a vivir en castidad, y pone a la mujer al servicio del hombre”, se escribió en el portal del diario Perfil.

Usted es un enfermo, señor, todo lo que piensa es de depravado”, le dijo la periodista Julia Mengonili, en declaraciones que fueron replicadas en distintos medios. El blanco de críticas es el libro de Albino en el que propone combatir la promiscuidad, la pornografía, la infidelidad.

Y, en aseveraciones que generan el rechazo explícito de Mengolini y otros, pide educar en la abstención sexual y considera el aborto la tragedia más grande del siglo XX.

“No contento con llevar sus ideas del Opus Dei a la salud pública, Albino también es clasista porque asegura que el sexo en los sectores más vulnerables es animal y promiscuo”, dijo la diputada nacional kirchnerista Mara Brawer.

¿Se desmintió Albino? ¿Matizó sus declaraciones? “No me arrepiento de nada de lo que he escrito”, confirmó, según afirma el diario Los Andes, de Mendoza.

“Me opongo al aborto, soy médico de niños, soy el abogado de esa criatura indefensa que está en el seno materno y que su madre permite que destrocen. He visto en baldes los cuerpos de los niños destrozados, me opongo a eso porque es monstruoso”, explicó. E

nfrentando el cuestionamiento de ser considerado “ultracatólico”, ratificó que es católico, y que hace 35 años pertenece a la prelatura personal del Opus Dei.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que milita porque Daniel Scioli sea presidente, tomó distancia de las declaraciones que desde el kirchnerismo llovieron sobre Albino.

“Trabajo con el doctor, es un tipo brillante, de gran prestigio internacional en lo que hace. En mi provincia trabajamos mucho con él en temas relacionados con la desnutrición infantil y se hizo un gran trabajo”, dijo.

Independientemente de la interna en las filas del candidato de Frente para la Victoria Scioli con respecto a Albino, el caso del médico es un ejemplo de una incongruencia muy recurrente tanto en la política como en el periodismo y en la opinión pública argentina durante esta campaña.

Se deambula entre infaltables elogios al Papa Francisco y el rechazo a los valores que él promueve. ¿Si Abel Albino es ultracatólico, qué adjetivo le cabe a la cabeza de la Iglesia católica?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.