Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Una niña esclava en las Villas Miseria inspiró al Papa contra la trata

© DANIEL VIDES
Comparte

El Vaticano celebra el simposio querido por Francisco. Entrevista a mons. Sánchez Sorondo

“Él tenía relación con víctimas de la prostitución. Más de una vez, el Papa ha contado que veía con horror acercarse autos enormes (lujosos) a esta chiquitita (niña), bueno evidentemente esa era una forma de esclavitud”, contó a Aleteia, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, 73 años, argentino, canciller de la Academia Pontificia de Ciencias y Ciencias Sociales (PACS) del Vaticano.

Así, entre las múltiples iniciativas del pontificado de Francisco para acabar con las nuevas formas de esclavitud, la PACS organiza el Simposio Internacional que se realiza del 7 al 8 de noviembre en la Casina Pio IV del Vaticano titulado: El perfecto amor hecha fuera el temor, la avidez y la esclavitud: Los jóvenes tienen que guiar el camino.

La preocupación por los abusos contra los más débiles marcan desde tiempos insospechados al entonces arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, en su trabajo pastoral en las Villas Miserias (los barrios más pobres de la periferia de la capital argentina).

Pasaron apenas una o dos semanas después de su elección, en marzo 2013, cuando el papa Francisco recibió en Santa Marta al equipo de la PACS. Luego, Sánchez Sorondo mostró que en agradecimiento se le envió una carta al Papa donde se le ponía a disposición la Academia y si quería que se ocupara de algún tema en especial.

El Papa no lo dudó, en el mismo sobre de papel, respondió en poco tiempo. “Un sobre que se ha convertido en el sobre más famoso de los últimos tiempos…donde dice: Marcelo quiero que se ocupen de las nuevas formas de esclavitud, el tráfico humano y si cabe de la venta de órganos”, recuerda el canciller.

De esta manera, siguiendo la recomendación de Francisco, la labor de la Academia de las Ciencias se focalizó en el flagelo que golpea a 30 millones de personas que sufren abuso y explotación en el mundo, sobre todo niños y mujeres, y que aumenta cada año con el nacimiento de 4 millones de nuevos esclavos. “Un mercado más rico que el del tráfico de armas”, afirmó Sánchez Sorondo.

El Papa impulsa protección de los más débiles en la ONU

En esta lucha contra el mal sin fronteras, el Vaticano ha llegado “a través de un diálogo muy intenso” a ganarse como aliado a las Naciones Unidas para poner como objetivo mundial erradicar antes de 2025 las nuevas formas de esclavitud, la trata humana, el trabajo forzado y la venta de órganos. (Ver objetivos de desarrollo sostenible, aprobados el 01 de agosto 2015, target 8 y 7).

De hecho, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon y, el economista, Jeffrey Sachs, han sido interlocutores para éste logro apoyando la iniciativa del Papa y del Vaticano. Esto quiere decir, que para 193 países miembros de la ONU es un imperativo acabar con el trabajo infantil, los niños soldado, u tras formas de esclavitud.

Entre las cadenas silenciosas de las víctimas y la sagacidad de los criminales

El problema es de tal magnitud que solo se ha descubierto la “punta del iceberg” y los métodos malignos de los traficantes que saben como esconder sus fechorías. “Este es un crimen de lesa humanidad…una ejemplo es el trabajo forzado por horas extensas de los chicos porque tienen manos pequeñas y agiles”, comentó sobre otra variante de la esclavitud, Sánchez Sorondo.

“Lo que antes era un oficio o un trabajo por aprender, cuando los chicos en familia asimilaban de los mayores, ahora se ha convertido en una forma de esclavitud. Es horrible. Hemos tenido la oportunidad de conocer gente que viene de la prostitución, del trabajo forzado, sea hombres que mujeres”, añadió.

Los traficantes usan varias artimañas para imponerse sobre sus víctimas, incluso usando drogas o técnicas de coacción y violencia sistemática. Enamoran a niñas que sufren la falta de amor y afecto familiar y las esclavizan en la prostitución o las amenazan con violarlas en grupo o de hacerle daño a otras mujeres de su núcleo sino respetan sus cuotas de dinero.

Sin embargo, la esclavitud cada vez gana terreno en los países desarrollados. “Antes era un problema de migraciones de países ricos a países pobres, ahora es un problema de ciudades como Madrid o Londres, donde se buscan a las niñas de un colegio y las ponen en otro sector o barrio, las drogan y las hacen prostituir”, comentó Sánchez Sorondo.

El Sínodo de la familia también se ocupó de esclavitud para alertar a las familias

Efectivamente, “nosotros hemos puesto estos casos en el Sínodo de la familia (octubre 2015) para que el papa Francisco con sus palabras nos ayude porque las familias tienen que saber. Esto es producto también de la crisis familiar y es un problema nuevo que crece. El Papa nos recuerda que las víctimas son la llaga de Cristo en el mundo global”, agregó.

En la encíclica Laudato Sí, el Papa invita a aprender también a cuidar el propio cuerpo y valorizar su feminidad y masculinidad para ayudar a los jóvenes  y prevenir las nuevas formas de esclavitud. “No usar el cuerpo como mercancía, instrumento de ganancia. Es justamente el momento para concientizar sobre el tema y los jóvenes son protagonistas en ello”.

El Simposio internacional sobre la trata en el Vaticano

El Papa Francisco está convencido de que el futuro de nuestro mundo globalizado está en las manos de los jóvenes. En este sentido, los organizadores del Simposio buscan amplificar la voz de las “víctimas de trata, activistas y referentes políticos, sociales y religiosos”.

El objetivo es desarrollar una estrategia “para conformar una red mundial de jóvenes con experiencia territorial que sean promotores y puntos de referencia para las agencias y las instituciones que combaten esta causa en el mundo”, dijo Sánchez Sorondo.

El canciller explicó que inspirados en el Evangelio de San Juan, el nombre del Simposio “evidencia el camino” para los jóvenes: “el amor supera el temor, la avidez y la esclavitud”. De ahí, que se busca superar “la avidez por el dinero y que llega hasta a considerar las víctimas como cosas y no personas”.

“La expectativa -continua Sánchez Sorondo- es descubrir las mejores prácticas para erradicar la esclavitud”. En este sentido, se promoverá la redacción de “un manual por parte de los y las jóvenes que ayude a la concientización”. Los jóvenes pueden utilizar el material para sus cursos de capacitación y de sensibilización. “Ellos ampliarán la red” para la realización de las mejores prácticas en sus países.

Para tener mayor información visita la página www.endslavery.va

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.