Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

China acaba con la política del hijo único y permite tener dos

UN Photo/John Isaac
Comparte

¿Es el ser humano una mera mercancía a merced de intereses económicos y medioambientales?

A partir de hoy, en China, todas las parejas que lo deseen podrán tener dos hijos. 205 miembros del Comité Central y sus 170 suplentes han decidido esta medida con la base de la política económica y social (2016-2020).

Se pone fine a la ley del hijo único que llevaba 40 años poniendo restricciones a los nacimientos y que, según organismos internacionales ha evitado el nacimiento de 400 millones de personas.Una política que ha supuesto el aborto de millones de niñas y un desgarro social sin precedentes en la historia de la humanidad. Pero no lancemos las campanas al vuelo, la restricciones siguen: ahora comienza la ley de los dos hijos.

La natalidad como mero elemento económico

La medida del gobierno chino muestra el respeto que se le tiene a la vida humana en el país asiáticos. ¿Por qué ahora 2 hijos y no solamente uno? La Republica Popular China empieza a envejecerse y lo ven como una medida de relanzamiento económico. ¿Somos las personas un mero instrumento?

Papa Francisco en Laudato Sí ya alerta del peligro del control de Natalidad: “En lugar de resolver los problemas de los pobres y de pensar en un mundo diferente, algunos atinan sólo a proponer una reducción de la natalidad. No faltan presiones internacionales a los países en desarrollo, condicionando ayudas económicas a ciertas políticas de ‘salud reproductiva’. Pero, ‘si bien es cierto que la desigual distribución de la población y de los recursos disponibles crean obstáculos al desarrollo y al uso sostenible del ambiente, debe reconocerse que el crecimiento demográfico es plenamente compatible con un desarrollo integral y solidario”.

La ley del hijo único se puso con el objetivo de mitigar problemas sociales, económicos y medioambientales debido a la sobrepoblación. Se privó el derecho de los padres a decidir el numero de hijos que quieren tener. Se produjeron abortos y esterilizaciones forzosas. Ahora China abre la mano y en vez de uno, se tendrán dos hijos. Cambia la letra, sí (ahora es algo mejor) pero la música es la misma: el control gubernamental de la natalidad.

 

Para profundizar: La humanidad no es una plaga: Laudato Si rechaza el control de población

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.