Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 19 abril |
San León IX
home iconEstilo de vida
line break icon

Atrapados por las ideas

máquina de escribir

tsg1

El Observador - publicado el 29/10/15

¿Cuál es la mejor manera de interpretarlas?

De vez en cuando se escuchan críticas con formulaciones parecidas a la siguiente: “claro, tú piensas así porque vives en un escritorio, pero no has visto como yo lo que ocurre en este tipo de situaciones”.

Esta crítica supone que quien está en un escritorio piensa de modo incompleto, distorsionado, insuficiente, desde premisas teóricas, mientras que quien está en la vida práctica lo hace de modo más completo, mejor orientado, desde lo real e inmediato.

En realidad, todos pensamos con elementos teóricos y prácticos, con imágenes y con ideas, con principios y con sentimientos, con experiencias y con libros.

Suponer, por lo tanto, que el hombre de experiencia supera al hombre de libros supone un prejuicio teórico… que va más allá de la misma experiencia, y que incurre en cierto modo en aquello que critica.

Porque nadie, nadie, piensa desde el aire. Habrá quien lo haga mejor o peor, quien tenga más profundidad o quien divague, quien razone según las modas o goce de una especial independencia respecto de su tiempo. Pero todos los que reflexionan y dan luego sus pareceres, utilizan ideas.

Vivimos atrapados por las ideas. Quien desea rechazarlas, piensa desde la idea de que es mejor pensar sin ideas. Quien supone ser superior a otros por sus actividades y por su historia personal acepta la idea de que la experiencia proporciona superioridad… lo cual es una nueva idea.

No podemos vivir sin ideas. Nos rodean por delante y por detrás, incluso cuando buscamos huir de ellas. Somos “prisioneros” de ellas, aunque con un espacio importante de “libertad”.

Sí, hay modos correctos para afrontar la cárcel de las ideas: analizarlas y ver cuáles son las que se aplican correctamente en esta situación concreta, y cuáles no se aplican. Lo cual, y aquí sí vale en parte (desde otra idea) lo que dicen los críticos, se consigue desde la experiencia… y desde un modo correcto de interpretarla.

Fernando Pascual

Artículo originalmente publicado por El Observador

Tags:
culturaescritor
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
2
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Rafael Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por e...
3
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
4
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.