Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Las 12 actitudes que me ayudaron a superar la depresión

WOMAN,SAD
Shutterstock
Comparte

Sufro depresión severa e intenté suicidarme. Salir de esa crisis fue muy difícil, pero lo logré y quiero compartir mi experiencia contigo

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

En esta galería, una lista de todo aquello que hago y que me ayuda a lidiar con la depresión y a identificar la llegada de una posible crisis:

Pasé alrededor de cuatro meses completamente encerrada y aislada del mundo. No quería establecer contacto con nadie. Sólo iba al doctor si alguien me acompañaba. Al poco tiempo fui descubriendo métodos que me ayudaron a “desprenderme” de la crisis y hoy me siento mucho mejor y gracias a Dios logré salir de ella por completo.

Primero, lidiar con pensamientos suicidas era muy complicado. Pasé semanas delante de la computadora jugando juegos que me distrajeran. Sólo esos meses logré olvidar mis miedos, mis sufrimientos, mis problemas y en consecuencia no pensaba en la muerte. El juego era una especie de fuga que me ayudó mucho. Y fue lo primero que hice para intentar salir de esa vida que se resumía en estar en la cama y dormir.

Después de eso, al poco tiempo intenté retomar mi vida normal. Volver a estudiar y trabajar. Volví a ver películas, series, etc. (algo que no hacía porque no lograba concentrarme en nada debido a los pensamientos negativos).

En fin, volví a hacer las cosas que dan más color a mi vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En fin, esas fueron sólo algunas de las varias cosas que comencé a hacer para superar la depresión. Empecé a vivir mi presente, en vez de quedarme quieta en el pasado o preocuparme demasiado con mi futuro. Vive el ahora. Lo que pasó ya pasó y lo que está por venir, nadie lo sabe con certeza. Nada es inmutable. Sufrir anticipadamente es un veneno para el alma.

Y tú, ¿qué has hecho para sentirte mejor y salir de la depresión? Cuéntame tu historia en los comentarios.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.