Aleteia

¿Te gusta el Papa Francisco? Espera a conocer a sus predecesores

Michael Ehrmann- Aleteia-CC / Our Sunday Visitor
Comparte

El libro del cardenal Timothy Dolan sobre los últimos tres papas ya puede descargarse gratuitamente

Para todos aquellos cuyo interés se despertó tras la reciente visita del Papa Francisco a Estados Unidos, hay un recurso nuevo y gratuito a disposición para saber más sobre el Santo Padre y sus dos predecesores.

Sunday Visitor ha puesto a disposición la descarga gratuita del libro Soul Mind and Heart, a cargo del cardenal Timothy Dolan. En este pequeño libro, Dolan explora las vidas y pensamientos de los papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco.

Dolan escribe:

Con el riesgo de una simplificación excesiva, un sencillo modo de pensar en estos tres últimos papas es este: el Alma, la Mente, y el Corazón. La Iglesia pretende ser el alma del mundo, ponerse en la mente de Cristo, y revelar el corazón de Jesús. Propongo mirar al Papa Juan Pablo II enfatizando el alma de la Iglesia, a Benedicto XVI evidenciando el pensamiento de la Iglesia, y al Papa Francisco dando prioridad al corazón de la Iglesia.

A continuación algunos pasajes de este tributo e introducción a estos tres papas, mucho de lo cual está basado en reminiscencias personales:

Sobre Juan Pablo II:

La misión del San Juan Pablo II era recuperar la prioridad de lo espiritual. Él mismo tuvo una vida espiritual extraordinariamente vibrante. De hecho, mucha gente – incluido yo – creemos que fue un místico. ¿Sabes lo que es un místico? Un místico es alguien que periódicamente disfruta aquí en la tierra de la unión con Dios que la mayoría de nosotros sólo esperamos vivir en el cielo”.

Sobre Benedicto XVI:

Él nos recordó el viejo principio que la razón y la fe son amigas, luchando contra la equivocada idea, desafortunadamente muy común actualmente, que la fe y la razón están en conflicto. Muy lejos de ello, son aliadas.

Sobre Francisco:

Después de la elección de Francisco, las puertas de la Capilla Sixtina se abrieron y todos los asistentes comenzaron a entrar. Tras el encierro durante el cónclave, teníamos todo tipo de preguntas. “¿La fumata funcionó?” “¿Cómo es la multitud?” Cuando alguien preguntó sobre el clima, uno de los Guardias Suizos dijo que estaba lloviendo, y el Papa reaccionó inmediatamente. Sólo saludó a algunos de nosotros pero dijo: “Hermanos, he oído que está lloviendo Alma, Mente, Corazón afuera. Estaré con ustedes para la cena, y podremos charlar, pero no quiero hacer esperar a la gente. Debería ir afuera y saludarlos”. Fue una vez más espontáneo, sencillo, y sincero. También reafirmó lo que nosotros cardenales sabíamos: es un hombre con una sensibilidad innata.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.