Aleteia

Los obispos argentinos piden a la prensa más seriedad al informar del Papa

© Mazur/catholicnews.org.uk
Comparte

Ante tantas versiones y desmentidos en torno al Papa Francisco, a su salud y a la marcha del Sínodo

La vorágine de versiones y desmentidas en torno al Papa y al Sínodo estas semanas, que han agregado una suerte de función aclaratoria permanente a la Oficina de Prensa de la Santa Sede, merecieron una reflexión de los obispos argentinos encargados de la Pastoral de la Comunicación.

Los miembros de la Comisión Episcopal de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Argentina emitieron un comunicado sobre la comunicación del Sínodo en el que se dirigen tanto a medios de comunicación y periodistas como al Pueblo de Dios.

Los obispos agradecen a los medios y periodistas el interés en el Sínodo, acontecimiento “de magnitud mundial propuesto por el Papa Francisco, que cuenta con la oración y la atención de todo el Pueblo de Dios”. Y son conscientes de que puede haber “personas o grupos de interés con voluntad de orientar su cobertura hacia un sentido que no siempre se condice con el espíritu sinodal, que significa ‘caminar juntos’”.

Por lo que invitan a los periodistas a “volver sobre sus raíces fuertemente arraigadas en la rigurosidad periodística, garantía de calidad del noble servicio informativo”. Más en concreto, “ante una polifonía infinita de voces”, los prelados proponen la “verificación de la información, el trabajo con fuentes de información y la prudencia” como pilares de la profesión “sobre los que la sociedad necesita descansar”.

Oportunidad para viralizar

Pero además de hacer foco en los medios tradicionales, los obispos argentinos se dirigen a los fieles “que están atentos a la información sobre el sínodo”. “Los invitamos a aprovechar las oportunidades que brinda la era digital, completando la información recibida por los grandes medios tradicionales de comunicación con otras fuentes, como las propuestas comunicacionales oficiales de la Iglesia en internet, en las que se publica información rápida, completa y verificada”, invitan.

Además, consideran, “las redes sociales admiten una oportunidad para viralizar el contenido publicado por medios de probada idoneidad, a fin de ayudar así a la difusión del verdadero espíritu sinodal. Suponen una ocasión incluso para convertirse en productores de información. Aunque esto conlleva también un riesgo, invitamos a asumir el desafío con templanza, humildad, y caridad. Con el respetuoso diálogo sobre la familia en las redes se contribuye a la seria reflexión propuesta por el Papa”, reflexionan.

¿Cómo ser parte de una mejor comunicación de la Iglesia?

El documento de la Comisión de Comunicación de los Obispos argentinos allí concluye, pero lanza un desafío que apela a todos los usuarios de la hipermedia, red, mundo digital, o como quiera llamarse. Todos los que consumen información pueden ser productores de información, e incluso cumplen una importante función a la hora de reproducir la información.

Compartir noticias de valor con nuestros amigos, agradecer y elogiar además de cuestionar cuando una noticia nos gusta o no, advertir los peligros de la publicación de rumores de informaciones infundadas, ayudan a la ponderación pública del buen periodismo y a reconducir el no tan bueno.

Tras semanas de Sínodo de la Familia en los que la cobertura de los medios tradicionales a nivel mundial ha sido absolutamente teñida por una serie de rumores y desinformaciones intencionadas, el reflexionar sobre la potencialidad de todos en la viralización del buen contenido en las redes parece una luz de esperanza. No son los corresponsales especializados apostados en Roma los únicos responsables de la comunicación pública de la información de la Iglesia. Todos podemos aportar lo nuestro informándonos con medios digitales además de los tradicionales, buscando la información oficial y verificada, generando y promoviendo pensamiento, y compartiendo y reproduciendo las noticias de valor.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.