Aleteia

Perú: El Sodalicio se solidariza con personas afectadas por casos de abuso sexual

ALLTHECOLOR CC
Comparte

Mediante comunicado, esta comunidad de vida cristiana expresa rechazo a éste tipo de acciones, que salpican presuntamente a su fundador

A través de un comunicado, la sociedad de vida apostólica Sodalicio de Vida Cristiana (SVC) en Perú, manifiesta su profundo dolor, con las personas que sufren por acciones de abuso sexual, cometidas por los miembros de esta comunidad.

Este comunicado, fue emitido en respuesta a la propalación de un informe periodístico, difundido por un medio de comunicación, en el que se hicieron públicas nuevas denuncias contra el fundador de esta comunidad de vida cristiana, Luis Fernando Figari.

«A todas estas personas, les pedimos perdón», continúa el comunicado, «y les ofrecemos nuestra disposición de escucha y ayuda fraterna».

Fundador permanece alejado de comunidad Sodalite

Con respecto al proceder del denunciado, fundador de la familia Sodálite, en el comunicado se aclara que Luis Fernando Figari, vive en Roma, desde el año 2010, alejado de la vida pública sin tener injerencia en el gobierno de la comunidad.

El superior actual de esta comunidad ha dispuesto para Figari, intensificar su vida de retiro y oración. La máxima autoridad sodalite, sostiene que el denunciado como cualquier otro miembro, permanece a disposición de las investigaciones civiles o eclesiásticas, de acuerdo a las medidas que se consideren pertinentes.

En el comunicado los miembros de esta comunidad aseguran su buena disposición para acoger todo testimonio con respeto, responsabilidad y discreción. Finalmente el documento se dirige a toda la familia Sodalite que sufre esta penosa situación.

El documento emitido el lunes 19 de octubre es firmado por Fernando Vidal Castellanos asistente General de Comunicaciones del Sodalicio en Perú.

Libro presenta testimonios de abuso sexual

Posteriormente el jueves 21 de octubre, se presentó otro comunicado a la opinión pública, por considerar el primero como insuficiente.

Este segundo comunicado se emite luego de la presentación del libro “Mitad monjes, mitad soldados” escrito por el periodista peruano, Pedro Salinas. El libro presenta una serie de testimonios de abuso y maltrato sexual ocasionado supuestamente por Luis Fernando Figari, superior y por muchos años fundador de ésta obra.

Sobre los testimonios expuestos en el libro, se pide sean esclarecidos exhaustivamente. Existe todavía, dice el segundo comunicado firmado por Alessandro Moroni Llabrés, actual Superior General del Sodalicio, un grupo de ex miembros de la comunidad, que aseguran haber sido víctimas de abusos de diversa índole por parte de su exfundador, Figari.

Tribunales eclesiásticos inician investigación

Las denuncias han sido presentadas a los tribunales eclesiásticos, sin embargo aún no se tiene acceso a la información, debido a la reserva que guardan los tribunales para poder emitir sus dictámenes con independencia.

Luis Fernando Figari, dice ser inocente de cualquier acusación. Entre tanto según explica éste documento, el actual superior general del Sodalicio, ha comunicado todas estas acciones a las autoridades eclesiásticas pertinentes, iniciando una investigación de la cual se espera resultados en los próximos meses.

Al finalizar el comunicado, se propone la creación de una comisión ad-hoc con participación de expertos externos a la institución, que puedan asistir a cualquier persona que resulte afectada.

En un comunicado difundido por el tribunal eclesiástico el jueves 22 de octubre, el tribunal aclara que no es de su competencia resolver las denuncias que ha recibido contra miembros de instituciones de derecho canónico como el SVC, sin embargo indicó que han sido derivadas oportunamente a los tribunales competentes en el Vaticano.

Fiscalía peruana abrió proceso a Figari

El Ministerio Público abrió investigación de oficio contra Luis Fernando Figari, fundador y aún miembro del Sodalicio de Vida Cristiana (SVC), por supuestamente haber violado a miembros de la organización. Las pesquisas duran cerca de 60 días, así lo afirmó Pablo Sánchez, fiscal de la Nación.

Según fuentes periodísticas algunas violaciones cometidas antes de junio de 2004 ya habrían prescrito. Las que habrían sucedido después si pueden procesarse en el fuero penal. Esto es lo que la fiscalía deberá determinar en las investigaciones iniciadas.

Sabemos que como comunidad, finaliza el comunicado, tenemos un gran desafío por delante, que implica poner todos los medios para que algo como lo que se ha denunciado nunca suceda en nuestra institución.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.